article-thumb
   

Migración venezolana a Colombia bate récords: “Si sigue la dictadura, rozaremos los dos millones”

El Cooperante | 5 mayo, 2019

Caracas.- “Si no cambia la situación y sigue la dictadura, a final de este 2019 podríamos rozar los dos millones”, aventura el director de Migración Colombia, Christian Kruger.

Lea también – Guaidó dice que el Parlamento podría aprobar una intervención de EE. UU.

En entrevista con El Mundo, afirmó que esos números cabe agregar el medio millón de colombianos que residían en Venezuela y se vieron forzados a retornar, así como los venezolanos que van de paso y los que cruzan a diario la frontera para aprovisionarse de productos básicos, ir a un hospital o estudiar.





Por el puesto fronterizo de Nariño con Ecuador, en el 2013 salieron 2.300 venezolanos. El año pasado, un millón (…) En cuanto a la Tarjeta de Movilidad Fronteriza, que emitimos para que puedan entrar o salir por los ocho puestos de control que existen, ya hemos otorgado 3 294 404. Sólo la utilizan con regularidad cerca de un millón, el resto la sacó pienso que como un seguro por si se presenta un conflicto interno y necesitan salir. La gran mayoría no tiene pasaporte por no poder pagarlo“, indicó Kruger.

Cualquiera que viva en Colombia encontraría innecesario consultar los datos oficiales para constatar el continuo crecimiento de los emigrantes. Cada día son más los venezolanos con gorra, chaqueta o camiseta con la bandera de su país, solos o en pequeños grupos, con frecuencia acompañados de niños pequeños, vendiendo cualquier chuchería en las esquinas o cantando. Tanto es así que desplazaron a los mendigos locales.

Un reto para Colombia

No se puede olvidar que en Colombia un 7% de la población sobrevive en condiciones de miseria y un 27% bajo la línea de pobreza. De ahí que acogerlos suponga un reto sin precedentes y su presencia incida en algunos aspectos de la economía.





Según Juan Daniel Oviedo, director del DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), el año pasado fueron 758 000 los venezolanos habitando en hogares pobres, circunstancia que, a su juicio, “estancó en Colombia la reducción de pobreza”.

Uno de los capítulos más complejos es su uso de la Sanidad púbica por la carga adicional que supone para un sistema que hace aguas por todas partes. No sólo atienden partos o severa desnutrición infantil, también tratamientos de VIH, cánceres y otras enfermedades de alto coste.

 

 

Comentarios

comentarios