article-thumb
   

Migrantes venezolanos son estafados y robados por coyotes al intentar cruzar hacia Colombia

El Cooperante | 26 agosto, 2018

Caracas/Foto: @LaOpinionCucuta.- En medio de robos se quedan los migrantes venezolanos cuando caen en las mafias de coyotes que los pasan por las trochas. Los indocumentados son víctimas de las organizaciones delictivas compuestas por hasta connacionales. El fenómeno de los coyotes era sólo conocido en la frontera de México con Estados Unidos y ahora es empleado en nuestras fronteras vecinas.

Le puede interesar: ¿Cómo afecta la crisis migratoria de Venezuela a América Latina?

Testimonios recogidos por medios colombianos muestran como nuestros hermanos venezolanos son estafados y robados. Muchos se quedan sin un centavo en el bolsillo después de reunir todo lo que pueden. Huyen de la inseguridad que desangra las calles de Venezuela, pero caen en manos de otros delincuentes que operan en la frontera.

Según reseña el diario colombiano La Opinión de Cúcuta, Rossi Guevara fue víctima de un coyote. “Mis hijos y yo entramos (a Colombia) por la trocha. Fue bastante fuerte. Nos cobraron 60 mil pesos para poder entrar y el coyote me quitó a mi hijo porque me lo confundió con un colombiano. Tuve que mostrarle los papeles para que me lo pudieran entregar”.

Coyotes fronterizos

A José Daniel Ochoa unos policías lo robaron saliendo de San Carlos (Cojedes). Le dieron cola al llegar a San Cristóbal y luego a San Antonio del Táchira. Allí pagó para pasar por  una trocha. “Pagamos 100 mil pesos, una máquina de afeitar, un secador de pelo y nos pasaron de una vez”, afirma.


Al grupo con el que andaba, le pasó lo inesperado, pues los robaron los propios venezolanos. “Nos juntamos con otros que conocimos en Cúcuta y se nos llevaron 120 mil pesos”, que guardaba en un tarro. Los sujetos les mintieron, diciendo que los llevarían al bus, pero se perdieron con unas chupetas y el dinero.

En las trochas los coyotes no tienen tarifas. A veces cobran 20 mil pesos, pero les quitan elementos valiosos para la travesía, como zapatos deportivos y ropa. A las mujeres los traficantes de cabello las trasquilan por menos de 20 mil pesos.

En los buses ya hay dos tarifas diferenciales. Con papeles, 120 mil (pesos) a Bogotá y sin papeles, 180 mil (pesos). Todo ello incluye el riesgo de quedar tirados en cualquier orilla del camino.

Los migrantes aseguran que esos mismos coyotes también controlan el contrabando de gasolina y drogas. Además permiten el paso de contrabando y billetes en complicidad con los guardias que miran para otro lado. Nadie se atreve a denunciar porque sólo intentan huir de su propio país.

Comentarios

comentarios