article-thumb
   

Militares investigados por muerte de capitán podrían pasar hasta nueve años en prisión

El Cooperante | 2 julio, 2019

Caracas.- Los dos efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) que son investigados por el Ministerio Público por la muerte bajo custodia del capitán de corbeta retirado Rafael Acosta Arévalo podrían ser condenados a una pena de nueve años de prisión en caso de ser declarados responsables, señaló Gonzalo Himiob, director de la oenegé Foro Penal.

Lea también: Esposa de capitán muerto en la Dgcim pidió a la ONU hacer examen forense

Tarek William Saab, fiscal general de la República designado por el oficialismo, informó que se estableció una relación del teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, Ascanio Antonio Tarascio, y del sargento segundo Estiben José Zarate con el hecho, ocurrido durante el pasado fin de semana, y ambos fueron imputados por el delito de homicidio preterintencional con casual.

En un mensaje publicado en su cuenta en Twitter, Homiob dijo que con este delito la Fiscalía General de la República busca “disfrazar” de delito común cualquier acto que represente una grave violación a los derechos humanos y expresó que se trata de una estrategia dirigida a tergiversar la verdad y a procurar la impunidad de los presuntos responsables.

“El homicidio preterintencional con causal supone que la muerte de una persona se ha causado ejecutando contra ella actos dolosos dirigidos a lesionarla, no a matarla, explicó el abogado en la red social. “Además, calificar el homicidio como concausal implica que la muerte no habría tenido lugar sin la presencia de condiciones o situaciones (denominadas concausas, preexistentes o sobrevenidas) desconocidas por el homicida, o imprevistas, que no han dependido de sus actos”, prosiguió.

Comentarios

comentarios