article-thumb
   

Militares se apoderan de embajadas y consulados venezolanos

Christhian Colina

Christhian Colina.- La diplomacia venezolana dejó ser considerada la mejor formada en América Latina para convertirse en tiempos de revolución, en el puesto de consolación para familiares de funcionarios enchufados, dirigentes políticos, militares y ministros destituidos por el dedo presidencial. Periodistas, abogados, amas de casas y efectivos castrenses encabezan la lista de los funcionarios “nombrados a la carrera”, frase del ex embajador venezolano Sadio Garavini, en referencia a la nula formación de los nuevos representantes en el área diplomática.

El caso más llamativo es el de la periodista María Gabriela Chávez, hija del fallecido Hugo Chávez, que fue designada en 2014 como representante ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas con sede en Nueva York, Estados Unidos. El nepotismo no solo caracterizó la gestión de la Primera Combatiente Cilia Flores al frente de la Asamblea Nacional, también promovió el nombramiento de su prima Mary Flores como Cónsul en la ciudad canadiense de Montreal.

Otro caso particular es el de la abogada Merli Vanegas, Cónsul de Venezuela en Vancouver, quien es hija de la activista oficialista Gloria Marleny Vanegas, mejor conocida como la caperucita roja de Chacao. Mientras que Haifa Aissami Madah, hermana del Gobernador del estado Aragua, Tareck El Aissami, es embajadora de Venezuela ante el Reino de los Países Bajos. Los militares también forman parte de la diplomacia venezolana, el Mayor General Wilmer Barrientos se desempeña como Embajador ante el Gobierno de Canadá y el Almirante en Jefe Diego Molero Bellavia es representante ante Perú.

Por su parte, Iván Zerpa, ex Secretario de la Asamblea Nacional (AN) fue nombrado el 4 de noviembre de 2014 Embajador ante el Gobierno de Mongolia con sede en Beijing. Gian Carlo Di Martino no escapa de la realidad diplomática, luego de no resultar electo alcalde de Maracaibo fue enviado a Italia para ser Cónsul en Milán; y el ex parlamentario Calixto Ortega es Viceministro de Exteriores para Europa.

Latinoamérica restringe designación de políticos como diplomáticos

En Argentina, la ley del servicio exterior permite designar un máximo de 25 embajadores políticos, pero el resto de personal en embajadas y consulados son diplomáticos de carrera. En Colombia, por ley al menos un 20% de embajadores y cónsules tienen que ser de carrera. Mientras que en Venezuela la Ley Orgánica del Servicio Exterior no establece ningún criterio o requisito académico para designar representantes diplomáticos, dejando a criterio presidencial los nombramientos.

Comentarios

comentarios