Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Mireya Goldwasser: Venezuela necesita hacer entre 8 000 y 10 000 pruebas diarias para controlar la pandemia

La científica sugiere descentralizar las pruebas diagnósticas de coronavirus, pues el IVIC y el INHRR están desbordados

Foto: Referencial

Caracas. La presidenta de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfinam), Mireya Goldwasser no tiene dudas: el esquema de flexibilización que ha ordenado la Administración de Nicolás Maduro no funciona. La académica asegura que el confinamiento debe mantenerse hasta tanto sea controlada la pandemia. Y para controlar la pandemia, entre otras medidas, hace falta descentralizar las pruebas diagnósticas.

Lea también: «Qué consecuencias traerá la reducción del encaje legal ordenada por el BCV»

Goldwasser ocupa el cargo de presidenta desde julio de 2019. En una entrevista concedida a El Cooperante aseguró que la única manera de detener la expansión de contagios de coronavirus es haciendo pruebas diagnósticas tanto a los casos sintomáticos como a los asintomáticos, pues en el país solo se hacen pruebas a quienes presentan el cuadro asociado al virus.

De no tomarse las medidas a tiempo, dice, podría ocurrir cualquiera de los escenarios que planteó la Academia en su más reciente informe. La peor de las proyecciones es de 14 000 casos diarios de la enfermedad, en un país cuyo sistema de salud es deficitario.

¿Cómo funciona la Academia de Ciencias?

La Academia es una institución sin fines de lucro que está formada por personal que se ha destacado a nivel académico y profesional. Se fundó hace más de 100 años. Fue fundada en 1917 y ahí se concentran representantes nacionales de máximo nivel, seleccionados según su experiencia y sus logros académicos. La función es promover, integrar y difundir el avance del conocimiento científico-tecnológico del país y asesorar en los asuntos de su competencia a entes públicos y privados.

Por ser tan diversa, podemos asesorar en distintos programas de desarrollo, distintas situaciones que se presenten, como lo que está sucediendo actualmente con el caso de la pandemia. Podemos hacerlo también en muchas otras áreas.

Lo más importante de la Academia es que aquí se estudia e informa sobre el avance científico-tecnológico, y siempre procurando el bienestar social y del país. Tenemos 30 individuos de número, 20 miembros nacionales, 20 miembros correspondientes extranjeros y tenemos comisiones asesoras también. Si nos piden que colaboremos con algo en específico y quien lo hace no pertenece a la Academia, pero nosotros consideramos que conoce el tema, nosotros hablamos con esa persona, formamos una comisión para que estudie lo que se esté desarrollando, lo que haya que analizar.

En un segundo informe divulgado sobre la pandemia en el país, la Academia estima que si se mantiene la tasa de contagio actual de COVID-19, a finales de año puede haber 14 000 casos diarios, ¿mantiene ese pronóstico?

Fíjate, nuestros expertos en proyecciones estadísticas establecen varios escenarios que dependen de las condiciones sociales y epidemiológicas. En el primer informe que divulgamos hicimos unas proyecciones, más que todo tomando en cuenta los datos epidemiológicos, porque era lo que se tenía en ese momento, utilizando datos de Europa, de Estados Unidos y de Sudamérica. En base a eso hicimos unas proyecciones. Ahora, las proyecciones que hicimos se quedaron cortas porque la situación ha variado. Se quedan cortas porque en un modelo matemático mientras más datos tú tengas para cotejar eso, más preciso va a ser el resultado que tengas.

Yo siempre digo que es como una fotografía que se toma en el momento. Para este momento, tomando las condiciones que hay, eso es lo que se proyecta. Antes, de acuerdo a los datos que nos daba el gobierno, había una curva en la que no había crecimiento: la frontera estaba cerrada, había muy poca gasolina y Venezuela estaba aislada debido a que no habían vuelos, la gente no venía por la inseguridad, no venía al país a hacer turismo, había una especie de confinamiento que no era tan estricto y no había flexibilización. Con base en eso nosotros hicimos una primera proyección. Dijimos que alrededor de 1000 y hasta 4000 podían ser los casos diarios de COVID-19. Ya esa proyección se quedó corta. Los factores variaron, se levantó la cuarentena, comenzaron a venir los migrantes que estaban afuera, entre otros elementos.

¿Qué debe hacerse para disminuir el número de casos diarios?

Una cosa muy importante para detener la pandemia es el número de pruebas que se hagan. Es necesario hacer alrededor de 8000 a 10 000 pruebas diarias para controlarla. Esa prueba se puede hacer en distintos laboratorios. Uno de los grandes problemas que tenemos nosotros es que el Instituto Nacional de Higiene y el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas son los únicos que hacen las pruebas. Ambos están saturados. Imagina un escenario en el que ellos tienen capacidad para hacer 20 pruebas al día, pero resulta que hay 30 personas que requieren la prueba. Entonces, ellos hacen 20, pero quedan 10 sin hacer, y así sucesivamente. La capacidad diagnóstica no la puede hacer porque no tiene cómo hacerla. Eso se soluciona de manera simple. Las universidades pueden hacer los análisis, también los laboratorios, las clínicas privadas, los hospitales públicos. Hay suficientes maneras de hacerlo para que en tres días se tengan los resultados.

Este virus tiene la característica de que los síntomas de una persona contagiada se manifiestan a los cinco o seis días que contrae el virus y en ese período de tiempo que no sabe que está enferma, está contagiando a otra persona. Solo se le hace la prueba a las personas que tienen síntomas. Si estás en Maracaibo, esa prueba que se hizo allá se tiene que trasladar hasta el Instituto Nacional de Higiene para saber el resultado. Ese proceso puede demorar dos semanas. Puede pasar que cuando llegue la prueba a Caracas la persona ya falleció y contagió a una cantidad de personas porque no sabía que tenía el virus. Además están los asintomáticos, que son una cantidad muy alta. Para que paremos la pandemia se tienen que hacer pruebas tanto a los asintomáticos como a los que tienen síntomas. Hacerse constantemente. Por ejemplo, a los futbolistas en Europa les hacen pruebas todos los días porque es la única manera de saber si se está contagiado o no.

¿Cuáles son las fallas del manejo de la pandemia en Venezuela?

Hay tres grandes fallas en el control de la pandemia. La primera es que está centralizado todo en el Instituto Nacional de Higiene, que lo hacen bien, yo no voy a criticar al Instituto, lo que pasa es que no tiene la capacidad de hacer todas las pruebas que deberían hacer.

Segundo, se debería habilitar que otros laboratorios realicen las pruebas, en cada zona debería haber, para que se le hagan las pruebas a los sintomáticos y asintomáticos.

La tercera son las flexibilizaciones. Esa flexibilización de 7×7 no funciona, porque salen las personas en siete días y de esas personas siempre habrá algunas contagiadas que no están padeciendo la enfermedad, pero que la están transmitiendo. Cuando la pandemia está como está ahora, tan elevada en el crecimiento, tiene que haber un confinamiento hasta que logremos bajar la curva de contagio. Uno de los escenarios es que si seguimos en la situación en que estamos ahora, efectivamente en los próximos meses podemos llegar hasta 14 000 contagiados diarios.

¿Cree que se ha politizado en el país el tema de la pandemia, bien sea por parte de Maduro o de quienes lo adversan?  

No sé. A mí solo me parece que hay cosas que no están bien. Por ejemplo, otra falla es que el 80% de las personas que padecen la enfermedad, pueden recuperarse en sus casas con las medidas de prevención necesarias, pero qué pasa, que si te haces la prueba y das positivo, el gobierno te aísla, te manda para un hotel o para dónde sea. La gente tiene miedo a hacerse el análisis porque la van a mandar para un sitio. Esa parte, yo no lo estoy tomando como algo político, pero es un procedimiento que es violatorio de derechos humanos. Ahora, si ya es un caso que se complica porque no puede respirar bien o presenta síntomas, inmediatamente debe ingresar a un hospital. El número de personas que llega a esas condiciones de gravedad es muy bajo.

Yo no soy política, nunca he sido política, yo soy académica, profesora universitaria de la UCV e investigadora. Mi finalidad es trabajar científicamente. Ahora, las condiciones en que está el país son paupérrimas por donde tú lo veas, son malísimas.

¿Ve viable que en Venezuela se pueda crear una vacuna propia contra la COVID-19? 

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

No, no lo veo, aquí no tenemos las condiciones para crearla, no la tenemos. Hay venezolanos que están en el exterior y están trabajando en algunos laboratorios participando en la elaboración de las distintas vacunas que se están haciendo, pero aquí internamente no lo tenemos.

Las investigaciones se hacen en las universidades autónomas y en los institutos que tienen laboratorios científicos como el IVIC. Pero ahora las condiciones para hacer investigaciones están muy difíciles. Los muchachos que se gradúan inmediatamente se quieren ir del país, porque los sueldos que se dan aquí a los profesionales de la investigación y a los profesores universitarios son tan bajos que es imposible sobrevivir en esas condiciones. Se han ido miles.

Yo soy científica, pero no tengo dinero para trabajar, los equipos se dañan y se hace difícil conseguir los repuestos. Las personas que se van lo hacen por razones lógicas. En Venezuela, en los últimos tres años, se ha ido el 26% de los científicos y tecnológicos investigadores. Se han ido 2482 investigadores de 1940 a julio de 2020. Mucha gente se va y es una tristeza, porque se nos viene abajo la ciencia. Venezuela era un país reconocido a nivel internacional por lo que hacía, pero con las condiciones en que estamos ahora, no nos alcanza.

El 90% del presupuesto que se da a las universidades es para pagar sueldos y son sueldos realmente que ni quiero decir cuánto es, porque son malísimos. Entonces, para hacer investigaciones tú tienes que tener reactivos, equipos, personal que trabaje en eso.

¿Cómo se encuentra en la actualidad el estado general de las ciencias en Venezuela?. ¿Le parece que estamos atrasados con respecto a otros países de la región?

Mira, afortunadamente muchos de los que se han ido, que han sido estudiantes nuestros o que han trabajado aquí, tienen relación con nosotros y hacemos investigación con ellos. Ellos quieren tener contacto con Venezuela, con sus universidades, con los investigadores, pero las condiciones de las ciencias en el país es mala, como todo. Las universidades y los institutos de investigación son un reflejo de lo que pasa en el país.

Si yo te pregunto cómo está la economía en el país, cómo está lo que tú quieras, la parte social en el país, en general, lo que tú quieras ver, estamos muy mal. Cómo está Pdvsa, cómo está un país que ha sido uno de los grandes productores de petróleo, que tiene grandes reservas y nosotros tenemos que importar gasolina porque todas nuestras refinerías están echadas a perder, no funcionan. Eso te demuestra cómo estamos. Esa es la realidad, tú la sabes porque tú la vives al igual que la vivimos todos los que estamos aquí.

¿Cuándo considera usted que el país podrá volver a la normalidad anterior al virus?

No es fácil. Por lo menos este año, yo no lo veo factible. Hacer estimaciones es difícil, porque los datos que nosotros tenemos no son suficientes. El Estado debería dar los valores que se obtienen para cada caso, tenemos que tenerlos transparentes, reales, que si son 4000 casos, que ellos digan que hay 4000 casos, que si hay 100 muertos, hay 100 muertos, que sean verdaderos los valores y en base a esos datos verdaderos se pueden hacer estimaciones, pero si no son los datos reales de la pandemia, es difícil hacerlo. Yo no me atrevo a decirte que para tal fecha podemos estar bien, lo que puedo decirte es que por los datos que tenemos y si no se toman las medidas que se están proponiendo, esto va a tomar tiempo.

China, Rusia y Estados Unidos han asegurado que hay vacunas que se encuentran en la última etapa, que pudieran comenzar a ser aplicadas de manera masiva y distribuidas a otros países a finales de este año. ¿Ve eso posible?   

Yo sí lo veo posible. Además fíjate tú, somos una sociedad, la sociedad somos todos. En los grandes países donde se están produciendo las vacunas les interesa que haya una vacuna que sea aplicada en toda la población mundial. Eso es importante y yo pienso que se debe hacer.

Eso sí, hay países en donde la vacuna debe ir de la mano con la ayuda humanitaria. Por ejemplo, aquí hay mucha gente que dice que no se debe salir, que hay que estar en confinamiento, pero salen porque hay gente que dice o me muero de hambre o me muero con el virus. Entonces salen porque tienen que salir, porque tienen que producir algo. El gobierno debería darle a las personas más necesitadas algo para ayudarlos a sobrevivir a esta pandemia.

¿Ha recibido la Academia alguna solicitud de asesoramiento por parte del Estado? ¿Estaría dispuesta a cooperar en caso de que sean contactados?

Totalmente. Asesoramiento no lo han pedido nunca. La idea nuestra es esa. Cuando tú produces algo, la idea es que se aplique, que se conozca. Tenemos tanta gente, con mentes que realmente conocen el tema, que estamos dispuestos a ayudar, a asesorar con métodos científicos. Se puede disminuir la transmisión.

Una de las leyes de la Academia es asesorar, ese es nuestro fin. Quienes conforman la academia perciben salarios muy malos. Es más que todo un reconocimiento a sus trayectorias como científicos y como emprendedores en situaciones relacionadas con lo que pueda estar ocurriendo en el país.

Lo que nosotros queremos hacer es ayudar, colaborar, podemos asesorar. En la mayoría de los países, porque conozco bastante cómo funcionan otras academias en otros lugares, son ellas las que asesoran a los gobiernos para tratar de frenar el avance de la pandemia.  

Artículos relacionados

Vitrina

El incidente ocurrió durante una simulación de las elecciones en EE. UU.

Vitrina

La cantante dejó en el pasado la melena rubia

Internacionales

La esposa de Trump no participó en el que sería su primer mitin en meses

Vitrina

El artista británico aseguró en los documentos de la demanda que su exesposa no se "ha negado a salir" de la vivienda