article-thumb
   

“Transición de la Dignidad”: Lo que se sabe del temido grupo rebelde del Ejército

El Cooperante | 13 marzo, 2018

Caracas, 13 de marzo.- Un nuevo movimiento que supuestamente pretendía sacar al presidente Nicolás Maduro del poder fue detectado en el Ejército Nacional, la principal fuerza castrense del país.

Lea también: Mike Pompeo, el nuevo secretario de Estado que apoya sanciones contra chavistas

Desde la primera semana de marzo quedó en evidencia la delicada situación por la que atraviesa el Ejército. Luego de los ejercicios “Independencia”, agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) detuvieron a un conjunto de tenientes coroneles y de oficiales subalternos que, hasta ese momento, ejercían en su mayoría posiciones de comando o eran segundos comandantes en unidades operativas con alto poder de fuego.

El oficial de mayor relevancia es Igbert Marín Chaparro, comandante del batallón de infantería motorizada Juan Pablo Ayala, con sede en Fuerte Tiuna. Fue aprehendido el 2 de marzo a las 9:00 de la mañana, cuando acudió a trabajar a la unidad. De allí, según fuentes con conocimiento directo del caso, fue trasladado al despacho del ministro Vladimir Padrino López. Luego de una breve reunión, lo llevaron a un calabozo en la Dgcim, en Boleíta.

Marín fue alférez mayor de la promoción graduada en 1999 en la Academia Militar. Es, por lo tanto, el oficial más brillante de su grupo, y eso lo confirma la posición clave para la defensa del proceso político que ejercía para el momento en que lo privaron de libertad. Otros compañeros de la misma camada de Marín están en igual condición, publicó el periodista Javier Ignacio Mayorca en su blog. 


Ejercían el comando de unidades militares en los Andes y en el centro del país. En el grupo también figura el teniente coronel Eric Peña Romero, administrador del Hospital Militar de Caracas, quien fuera ayudante del general Miguel Rodríguez Torres. El abogado Alonso Medina Roa indicó que, de acuerdo con el Gobierno, los siete oficiales y los dos efectivos de tropa profesional enviados a tribunales formaban parte del autodenominado “Movimiento de Transición de la Dignidad del Pueblo”.

Cuatro de los siete detenidos comandaban los batallones Ayala (Caracas), Cipriano Castro (Calabozo), Pedro León Torres (Valencia) y Juan Paredes (Táchira). La organización representada por Rocío San Miguel indicó que las aprehensiones ocurrieron “por no adoptar una conducta política partidista en favor de la Revolución”.

Comentarios

comentarios