Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Internacionales

Mujer que denunció en Twitter que la iban a matar en Bahamas está a salvo

La policía está coordinando su traslado hacia Venezuela por su seguridad

Caracas-. La venezolana Jennys Meizas, quien estuvo a punto de ser asesinada cerca de un Hotel de Bahamas, fue rescatada a tiempo gracias a las gestiones del representante de Juan Guaidó en la isla con la policía local.

Lea también: «Parlamento Europeo insiste en no reconocer legitimidad de la nueva Asamblea Nacional«

El representante de Guaidó en la isla, Rafael Domínguez, publicó un audio de Meizas agradeciendo a la policía de la isla, a Domínguez y a la dirigente Delsa Solórzano, quienes se preocuparon por su situación.

Más temprano, Meizas publicó un video en su cuenta de Twitter asegurando que unos sujetos la estaban buscando para asesinarla.

«Me van a matar. Tengo el teléfono hackeado, todo lo que escribo ellos lo saben. Llevo esperando una hora, me van a matar. Por favor, que alguien me ayude. La policía sabe de la venta de personas», escribió Meizas en su cuenta de Twitter.

Nerviosa y angustiada, Meizas publicó un video en Twitter explicando la situación. «Dios mío, me van a matar. Estoy en Bahamas, detrás del (hotel) Hilton. Carlos me mandó a matar, el viudo de Joselyn Cano».

Solórzano escribió que Meizas se encuentra «a salvo gracias a la actuación de Rafael Domínguez».

«Gracias por escribirme para poder ayudar. Amar y servir es nuestra misión», escribió Solórzano.





Artículos relacionados

Destacados

Usuarios del Metro de Caracas han denunciado que las estaciones y trenes, en muchos casos se encuentran en estado precario

Destacados

El mandatario dijo que aumentó el número de casos por COVID-19 en: Caracas, Miranda, La Guaira, Aragua, Carabobo, Delta Amacuro y Monagas

Destacados

Caracas. Nicolás Maduro anunció este domingo la creación de la Escuela Nacional del Transporte «para la formación profesional de los trabajadores del volante». Lea...

Destacados

Saab fue detenido cuando viajaba en un avión privado desde Caracas a Teherán que aterrizó para recargar combustible en Cabo Verde