article-thumb
   

Mujeres de presos eran enviadas a cobrar extorsiones entre comerciantes larenses

El Cooperante | 15 agosto, 2017

Caracas, 15 de agosto.- Una banda de mujeres conformada por cuatro, tenían atemorizados a los comerciantes de la ciudad de Barquisimeto, estado Lara. Las llamadas para no secuestrar, matar o hacerle daño a la familia de alguno de los comerciantes eran constantes. La persona que hablaba del otro lado de la bocina suele ser un hombre, con lenguaje “malandro”, quien infundía terror y revelaba cualquier cantidad de información sobre la víctima.

Lea también: Ultimaron a un hombre durante operativo en bloque de la Misión Vivienda en la Av. Lecuna

Valiéndose de su miedo, exigían una cantidad de dinero, las mismas oscilaban entre 5 a 2,5 millones, todo dependiendo de quien era la persona escogida por los delincuentes. Muchos cayeron, otros denunciaron y cuando comenzaban a investigar se encontraban con que las llamadas venían desde dos cárceles que tienen régimen abierto, se trata de Cepella, ubicada en Guanare, estado Portuguesa y La Cuarta, en San Felipe, estado Yaracuy, publicó El Impulso. 





Entre cuatro a cinco privados de libertad se encuentran involucrados y habrían venido operando con gran éxito en Barquisimeto, por al menos cinco meses. Ellos se encargaban de llamar y quienes posteriormente iban por el dinero eran mujeres, algunas sus parejas. Funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), Lara, recibieron las denuncias e iniciaron las investigaciones que fueron bastante minuciosas y pudieron detener a tres de las cuatro “cobradoras” que se prestaban para el cobro de las extorsiones, desmantelando casi por completo la banda.

Le puede interesar: Dos menores murieron en un choque en la Autopista Regional del Centro sentido Caracas

Las detenciones se hicieron en la zona norte y este de Barquisimeto, entre las comunidades de Las Delicias y Santa Rosa. Las mismas fueron identificadas como Airi Alejandra Puche (32), quien tiene su esposo detenido, Oriana Alejandra González (26) y Neida Jiménez (43), puestas a orden de Ministerio Público y quedó solicitada por la justicia Desiree Lismary Jiménez (27), la cuarta integrante de este grupo.





Comentarios

comentarios