article-thumb
   

Murió el científico Stephen Hawking, una de las mentes más brillantes del mundo

El Cooperante

Caracas, 14 de marzo.- El físico británico Stephen Hawking falleció la madrugada de este miércoles en su casa de Cambridge, Inglaterra, a los 76 años.

Lea también: Yordano di Marzo debe ser operado de emergencia y pide colaboración en GoFundMe





Sus tres hijos Lucy, Robert y Tim expresaron en un comunicado: “Estamos profundamente entristecidos por el fallecimiento de nuestro padre hoy. Era un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado sobrevivirá por muchos años. Su coraje y persistencia, con su brillo y humor, inspiraron a personas por todo el mundo. En una ocasión dijo: ‘El universo no sería gran cosa si no fuera hogar de la gente a la que amas’. Le echaremos de menos para siempre”.

El País recuerda que Hawking pasará a la historia por su trabajo sobre los agujeros negros y la relatividad, así como por los populares libros divulgativos de los que fue autor, entre ellos el popular Breve historia del tiempo, del Big Bang a los agujeros negros, publicado en 1988 y que ha vendido más de diez millones de copias.

A los 22 años le fue diagnosticada una esclerosis lateral amiotrófica, y los médicos le dieron solo dos años de vida. Pero vivió 54 años más. Permaneció en una silla de ruedas e incapaz de hablar sin la ayuda de un sintetizador de voz. Stephen William Hawking nació en Oxford el 8 de enero de 1942, el mayor de los cuatro hijos del prestigioso biólogo Frank Hawking y de Isobel Walker.


Fue un estudiante mediocre en St Albans, Londres, pero su brillantez fue reconocida por sus compañeros que lo apodaron “Einstein” por su facilidad para comprender la ciencia. Se matriculó en matemáticas y física en Oxford en 1959. Solo la cosmología capturó de verdad su interés, pues lidiaba con la gran pregunta del origen del universo. A ella dedicó sus estudios de posgrado en la universidad de Cambridge, a la que ha seguido vinculado hasta el final.

En 1965 se casó con Jane Wilde, estudiante de filología. Su matrimonio, del que nacieron sus tres hijos y que Hawking definió como un punto de inflexión en su vida, se rompió en 1990. Hawking se volvió a casar en 1995 con Elaine Mason, una de sus enfermeras, cuyo anterior esposo había creado su sintetizador de voz. Se divociaron en 2006.

Hawking saltó a la fama junto a su colega Roger Penrose a finales de la década de 1960. El motivo, su teoría de la singularidad del espacio tiempo. Los dos físicos aplicaron la lógica de los agujeros negros al universo entero. Su más famoso hallazgo científico fue el del fenómeno que se conocería como la radiación Hawking, por la que los agujeros negros desprenden energía hasta desaparecer.

Su vida, en lo profesional y en lo personal, fue un desafío a los límites. Hawking viajó por todos los continentes, incluida la Antártida. Ganó numerosos premios, aunque el Nobel se le escapó. Celebró su 60 cumpleaños subiendo a un globo aerostático. Cinco años después, probó la gravedad cero a bordo de un Boeing 727. Cuando le preguntaron por qué hacía todo eso, respondió: “Quiero demostrar que la gente no debe estar limitada por discapacidades físicas, siempre que su espíritu no esté discapacitado”.

Comentarios

comentarios