article-thumb
   

Nadie se salva: hiperinflación también se lleva por delante los ingresos en dólares

El Cooperante | 24 septiembre, 2018

Caracas.- La hiperinflación acaba con todo. Con el salario en bolívares fuertes o en soberanos. Con las aseguradoras. Con los empleados del sector público y privado. Acaba con los gobiernos que la generan o en su defecto, los conduce a reformas profundas. La hiperinflación en Venezuela ya no tiene vuelta de hoja ni a corto ni a mediano plazo. Quien vive de bolívares soberanos pierde. Y los que viven de remesas o perciben sueldo en dólares, también están padeciendo las consecuencias, pues necesitará tres veces más divisas  para adquirir la misma cantidad de bienes y servicios que hace un año.

Le puede interesar: “Se plegó cobardemente”: Rafael Ramírez carga contra la gestión de Diosdado Cabello en la ANC

Según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, Venezuela cerrará 2018 con al menos 1.000.000% de inflación anualizada: “Proyectamos un estallido de la inflación hasta 1,000,000% para el fin de 2018, para indicar que la situación en Venezuela es similar a la de Alemania en 1923 o Zimbabue a fines de la década de 2000“, señaló el economista jefe del FMI para América Latina, Alejandro Werner, citado por diversos medios de comunicación.

Y añade que este escenario “continuará alimentando una aceleración de la inflación al tiempo que continúa el colapso de la demanda de moneda”, pues advierte, 2018 cerrará con una contracción del PIB de al menos 18 puntos, una cifra más escandalosa que la de los tres años precedentes.

Desde que arrancó la espiral inflacionaria en Venezuela, el envío de remesas y bonificaciones en dólares de las empresas parece ser la salvación de muchos. La “moneda dura” terminó convertida en un verdadero activo refugio. Sin embargo, la hiperinflación va más rápido que el crecimiento del dólar paralelo.

El economista Asdrúbal Oliveros estima que “hoy se necesitan 3 veces más dólares para comprar una canasta promedio de bienes y servicios para una familia de cuatro miembros que lo que se necesitaba hace un año. La hiperinflación es tan agresiva que genera inflación en moneda dura”, detalló en su cuenta Twitter.

El dólar paralelo escaló hasta un 66% luego de la entrada en vigencia del nuevo cono monetario y el incremento salarial decretado por Nicolás Maduro; sin embargo, en agosto y según cifras de la Asamblea Nacional, la inflación fue de 223,%, muy lejos de lo que fue el incremento del paralelo.

 

Comentarios

comentarios