article-thumb
   

Nepal y las “chozas menstruales”, una costumbre difícil erradicar

Gianfranco Ruggiero | 27 diciembre, 2019

Caracas/ Foto: RT. En Nepal, regirá una norma que penará a las personas que obliguen a las mujeres a encerrarse en “chozas menstruales”, durante sus períodos, quien no lo haga, perderá beneficios estatales y afrontará penas de hasta tres meses de cárcel, después de una medida impulsada por el Gobierno de esa nación asiática, para frenar la práctica ilegal, luego de varias muertes producidas en los últimos días.

Lea también: “De cómo la guerra diplomática entre México y Bolivia puede llegar a la Corte Penal Internacional”

Los sucesos han impulsado una investigación parlamentaria y una iniciativa para que las autoridades oficiales adviertan a las familias de que si se descubre que practican el ‘chhaupadi’ se les denegarán las ayudas estatales. Activistas de los derechos humanos declararon a principios de año, que el Gobierno no estaba haciendo suficiente para abolir esta costumbre.





Bajo el sistema centenario de “chhaupadi” se considera impuras a las mujeres y niñas que menstrúan. Sus familias las envían a cobertizos o chozas de animales y les impiden tocar elementos como ídolos religiosos, leche y ganado. El sistema fue prohibido en 2005 en la nación del Himalaya, con una ley que lo sanciona con penas de prisión de tres meses y multas de 3.000 rupias nepalíes (26 dólares), pero sigue en práctica en algunas áreas remotas del oeste, informó AP.

“Para empezar, dejaremos de otorgar beneficios estatales como pensiones de vejez y valores sociales, y derribaremos las chozas. Si continúan con la práctica, tomaremos medidas legales”, dijo el portavoz del Ministerio del Interior, Kedar Nath Sharma, a la Fundación Thomson Reuters. Por su parte, Radha Paudel, quien fundó la Fundación Radha Paudel en 2016 para hacer campaña por la “menstruación digna”, dijo que encontró que muchas mujeres todavía vivían en aislamiento durante sus períodos debido a la superstición.

El ‘chhaupadi’ fue declarado ilegal en 2005, pero sigue prevaleciendo en el oeste del país. Algunas comunidades temen que mantener a mujeres con la regla dentro de la casa traiga mala suerte o desastres naturales. Por eso, mientras tienen la menstruación, a las mujeres se les prohíbe tocar un amplio catálogo de objetos, desde leche hasta ídolos religiosos o ganado. Mientras menstrúan, estas tampoco pueden ver a otros miembros de la familia.





Esta costumbre hindú deja a las mujeres en riesgo de sufrir mordeduras de serpientes, ataques de animales salvajes y violaciones. Su práctica ha provocado múltiples muertes

Comentarios

comentarios