article-thumb
   

¡Ni en maqueta! Maduro debe entregar 4.167 casas diarias en un mes para seguir con bigote

Christhian Colina

Christhian Colina.- “En el 2016 vamos a llegar a un millón 500 mil viviendas. Cuando amanezca el 2019 tenemos que haber concluido y entregado tres millones de viviendas para el pueblo de Venezuela”, anunció la noche de este miércoles el presidente Nicolás Maduro durante un acto de Gobierno que se transformó en una arenga proselitista para favorecer los candidatos oficialistas a la Asamblea Nacional por el estado Anzoátegui. La oferta electoral del Jefe de Estado no es nueva, en años anteriores la propuesta habitacional fue tan amplia como la brecha de incumplimiento.

“Estamos cocinando la Gran Misión Vivienda Venezuela. No habrá familia en el país que no tenga su vivienda propia y digna”, aseguraba al país un esperanzado Hugo Chávez el 13 de marzo de 2011, que sin saber su destino se ponía como meta la construcción de 3 millones de viviendas al cierre de 2017, lapso que luego amplió su autoproclamado hijo 56 meses después, al ofrecer la misma cantidad de viviendas pero al terminar el 2018.

Promesas por doquier

En 2011 el Ejecutivo nacional prometió terminar el 31 de diciembre de ese año 153.404 casas, quedando para el recuerdo, pues con el último cañonazo entregaron 146.718 casas, es decir el 65,64% de la meta inicial. En 2012 la promesa fue cumplida, coincidentemente el 7 de octubre se celebró una elección presidencial, hecho que contribuyó para que el fallecido mandatario entregara 80 hogares más de los prometidos.

Un año más tarde con la muerte de Chávez el legado no fue retomado por Maduro, al punto que de las 380 mil soluciones habitacionales, entregaron un poco más de la mitad, es decir 201.075 viviendas. En 2014 la situación empeoró, prometieron 400 mil viviendas y entregaron 152.127 casas.

En 2015 para amenizar la campaña por las curules de la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro, juró cortarse el bigote si su Gobierno no entregaba la vivienda un millón, propuesta que estaría garantizada, pues tal casa ya estaría con 95% de culminación en el estado Vargas, al instar a la empresa constructora acelerar el proceso y entregarla “como esté” antes de las parlamentarias.

La meta fijada para 2015 son 400 mil viviendas, sin embargo con la apuesta de Maduro de entregar un millón antes del 31 de diciembre, se recortó la propuesta a 300 mil, sin embargo a la fecha han entregado 100 mil unidades habitacionales. La nueva oferta oficialista es construir 500 mil casas en 2016 y un millón 500 mil entre los años 2017 y 2018.

Comentarios

comentarios