article-thumb
   

Nicolás Maduro dejó a Stella Lugo con los crespos hechos

Elizabeth Fuentes | 9 septiembre, 2019

Caracas.- Cuando Nicolás Maduro movió la mata el pasado 12 de agosto, la primera sorprendida fue la hasta entonces ministra de Turismo, Stella Lugo. De hecho, Lugo ya llevaba meses inscrita para participar por Venezuela como delegada oficial en la importantísima Asamblea General del Foro Mundial de Turismo que se va a realizar en San Petesburgo, Rusia, desde este lunes hasta el 13 de septiembre.

Le puede interesar: Segundo round de Bachelet deja a Maduro como el tirano más incompetente del siglo XXI

La cita, la más destacada entre todas de las que se producen cada año en medio planeta y que suelen destapar las ambiciones de muchos políticos que aspiran al cargo de gerenciar turismo-, convocó este año a delegados de 120 países, quienes disfrutarán desde hoy las bellezas de San Petersburgo, las atenciones cinco estrellas y la posibilidad de intercambiar experiencias y hacer negocios en el área, asunto bien complicado para la Venezuela que dibujó ayer Michelle Bachelet.





Pero Lugo se quedó con los planes en la gaveta (si es que los llevaba), la ropa de otoño en el equipaje y sin poder disfrutar de todos los beneficios a su nombre: hotel, chofer, viáticos, banquetes, etc., Se quedó en el aire, esperando el viaje, igualito a aquel video donde se lanzaba en paracaídas sobre Los Roques para motivar a los ciudadanos a visitar Venezuela.

Aún se desconoce si el sustituto, Felix Plascencia, asistirá a la cita en Moscú en lugar de Lugo. Aunque cabe imaginar que Plascencia- hombre cercano a los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, conocido en los predios de Cancillería como integrante del grupo “Los Comacates”-, no se irá a pelar ese boche, debutando finalmente como Ministro de Turismo en la tierra del amigo Putin, en la capital de los zares, el país del caviar y el vodka que tanto les gusta a los recién llegados al poder.





 

Comentarios

comentarios