article-thumb
   

Nicolás Maduro: el viaje del pariente pobre a un set de televisión

Elizabeth Fuentes | 11 julio, 2018

Caracas.- Tan desocupado estuvo el presidente Nicolás Maduro durante su visita a Turquía -apenas logró tomarse una foto casual de su encuentro con el recién reelecto presidente Erdogan-, que tuvo todo el tiempo del mundo para montarse en un Mercedes Benz de lujo – escoltado por caballos de pura raza- y trasladarse durante más de una hora desde Estambul a Beykoz, con la intención de ver en vivo y directo una grabación de la exitosa telenovela “Resurrection Ertuğrul” donde, como señala la prensa turca, “Maduro y su esposa Cilia Flores se tomaron algunas fotos en la tienda de Ertuğrul Bey”.

Lea también:  ¿Habrá rebelión contra Nicolás Maduro en el próximo Congreso del Psuv?

Tras el ridículo de haberse disfrazado como personajes de la telenovela, habitar momentáneamente una carpa del set, lanzar una plancha cual personaje de la serie y sentarse a degustar un opíparo almuerzo con los actores y técnicos de la serie, bien se podría calcular que el mandatario venezolana perdió casi un día en semejante actividad, para regresar luego, tras otra hora y media de viaje, al lujoso hotel en Estambul donde se hospedaron la pareja y su comitiva.





Basta con revisar la prensa de Turquía para conseguir que lo más notorio de la visita del venezolano fue asistir al set de televisión. De hecho, hasta el boletín de prensa de la Vicepresidencia, donde califica como “extraordinaria la jornada de toma de posesión del presidente Recep Tayyip Erdoğan”, da fe de lo inútil del viaje cuando muestran un video narrado por Maduro donde recurre a los clásicos clichés para asegurar que se va a reunir con empresarios de turismo, minería y agricultura en Turquía, pero no muestran ni una foto ni una declaración oficial respaldando esa información. Y sobre los tres temas -turismo, minería y agricultura-, lo único oficial que se conoce es el interés del gobierno turco por atraer inversionistas a su país para que desarrollen precisamente esas tres áreas.

En fin, que de Maduro la prensa turca casi se limitó a lo anecdótico de su visita a un set de televisión, porque el resto de los titulares se han dedicado básicamente a destacar la reunión de la OTAN y lo que consideran “La imagen que destaca en la Cumbre”. Es decir, Erdogan dialogando con Donald Trump. Erdogan fotografiado con Trump. “El presidente estadounidense, Donald Trump, estrechando la mano de Erdoğan…” para señalar que en esa importante reunión, que comenzó en Bruselas y se extenderá por dos días, Erdogan también celebrará encuentros con el presidente francés Emmanuel Macron, con la primera ministra británica Theresa May, así como con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, todos opuestos a las políticas de Nicolás Maduro, valga el detalle.


Y aunque el presidente venezolano insista en que en esos viajes le va muy bien -el turismo gratis a nadie le desagrada-, y que logrará reunirse con Vladimir Putin durante un evento internacional de energía en Rusia- quizás para exponer cómo hizo para que Pdvsa quedara en ruinas-, lo cierto es que el fantasma de su archienemigo Donald Trump le persigue, porque si algo destaca la prensa rusa es que Trump sostendrá otra reunión, esta vez con Vladimir Putin, luego que culmine la de la OTAN, que será el próximo jueves. Lo que significa que durante estos próximos dos días Nicolás Maduro no podrá reunirse con Putin -porque el ruso estará en Bruselas hasta el viernes 13- y cabe suponer que de allí volará a Helsinsky a reunirse con Trump el 16 de julio. A menos que vaya hasta Rusia el fin de semana a ver la final del partido de la Copa del Mundo y, entre un gol y otro, quizás le dedique algunos minutos a su arruinado par venezolano.

Lo cierto es que Maduro no detalló cuántos días estará ausente de Venezuela, quizás porque sabe que le tocará hacer horas de espera hasta que finalmente lo reciba Putin o su asistente. Lastima que en Rusia no hay sets de televisión donde filmen series famosas, porque seguramente hasta allá también irían a parar Maduro y su comitiva enviados por Putin, toda una treta de lo más cortés para que esos parientes pobres que le visitan no se sientan tan menospreciados.

Crédito: https://www.sabah.com.

 

Crédito: https://www.sabah.com.
Crédito: https://www.sabah.com.

Comentarios

comentarios