article-thumb
   

Nicolás Maduro está a punto de desatar una crisis bancaria de pronóstico reservado

Danny Leguízamo | 6 mayo, 2019

Caracas.- Ya no es un secreto: varios bancos se están quedando fuera de la cámara de compensación tras las medidas sobre encaje legal y encaje sobre reservas marginales dictadas por el Banco Central de Venezuela (BCV) en los últimos meses. De allí que en el reciente cónclave entre el instituto emisor y una docena de representantes de bancos públicos y privados, el BCV se comprometiera a “revisar” las cifras del encaje legal, tal como revelamos en exclusiva en El Cooperante el 26 de abril.

Le puede interesar: Tasa overnight interbancaria continúa tendencia alcista y cierra abril con promedio de 64%

La crisis existe. La crisis política. La crisis social y la crisis económica. Dentro de la crisis económica, la crisis bancaria. Todavía la crisis bancaria no se ha desbordado hasta la fase terminal. La banca muestra síntomas de la enfermedad que todavía son reversibles. La tasa overnight continuó su senda alcista en abril cerrando con promedio de 64% (versus 37% en marzo) y 1,3 billones de bolívares negociados (versus 2,1 billones de bolívares de marzo).

De allí que el diputado José Guerra (PJ) anticipara en semanas anteriores que varios bancos se estaban quedando fuera de la cámara de compensación. La razón es sencilla: el monto del encaje legal es lo suficientemente leonino como para que los bancos terminen sin margen de maniobra. Ya no es solamente un tema de reducción de la oferta crediticia, ni de los tipos de interés ridículamente bajos frente a la hiperinflación. Va mucho más lejos. Es que se quedan sin liquidez. Y el comportamiento de la tasa overnight es el más claro de los síntomas de que la crisis está no muy lejos de desbordarse.

Y si Nicolás Maduro no rectifica, provocará, ahora sí, una crisis bancaria de pronóstico reservado. Lo anticipamos en diciembre de 2018: están asfixiando a la banca. 

Comentarios

comentarios