article-thumb
   

Nicolás Maduro se entrega a su único salvavidas: el eje ruso-chino

El Cooperante | 22 septiembre, 2018

Caracas.– La actual visita de Nicolás Maduro a China es sumamente reveladora de cuáles son las opciones del régimen venezolano ante las presiones de una posible intervención hemisférica liderada desde Washington.

Lea también – Buque hospital chino llegó a La Guaira mientras el Gobierno niega crisis humanitaria

Así lo afirma Roberto Mansilla Blanco en la Revista Zeta,  ya que el contexto geopolítico en el cual está inmersa la supervivencia del régimen de Nicolás Maduro no deja lugar a dudas: para el gobierno venezolano, el único salvavidas supone entregarse a la alianza euroasiática que vienen acelerando Rusia y China para configurar un nuevo mapamundi global para el siglo XXI.

La visita de Maduro a China, entre el 13 y 16 de septiembre, tiene en mente este cálculo. Precisamente el miércoles 13, mientras Maduro viajaba a Beijing, Rusia y China clausuraron exitosamente en la ciudad rusa de Vladivostok (muy cercana a Japón) el Foro Económico del Lejano Este, marco estratégico que impulsará los proyectos geopolíticos de Moscú y Beijing, orientados a fortalecer un eje euroasiático ruso-chino con claras expectativas de socavar la hasta ahora tradicional hegemonía atlantista liderada por EE.UU.

 

Para leer más, visita Revista Zeta

Comentarios

comentarios