article-thumb
   

No era por vanidad: La razón por la que Pastor López tenía un anillo de oro para cada dedo

El Cooperante | 6 abril, 2019

Caracas.- A las 7:45 de la noche de este viernes, murió en Cúcuta, Colombia, el cantante venezolano Pastor López, tras salir de un coma inducido que se originó por una presunta muerte cerebral.

Lea también – Estos son los éxitos más recordados del maestro venezolano Pastor López

Su vida musical se remonta a 1955 cuando compuso su primera canción. Tenía sólo 12 años y los puertorriqueños ‘Los tres reyes’ se la grabó. En Maracaibo se unió al combo de Nelson Henríquez y de ahí pasó a la agrupación de Aníbal Velásquez y a Los Mayorales y el combo de Emir Boscán. En 1973 se abrió con su Combo y fue subiendo como la espuma de la cerveza con el disco ‘La venezolana’.





Sin embargo, Pastor López no solo será recordado por su música, sino por los anillos. Pero, ¿por qué tenía 10 anillos, uno para cada dedo? Según reseñó La Opinión, esto no fue por vanidad, sino por un cumplido tras sentirse humillado por el cantante venezolano Oswaldo Morales.

En una ceremonia de premiación me preguntó cuánto me había costado el anillo y le contesté: 20 bolívares”, contó López mientras recordaba aquella escena en una entrevista a mencionado medio. A Morales le respondió: ¿no te da vergüenza decir el precio? “Tengo en mi casa anillos y siete relojes, uno para cada día. Tienes que tener anillos como yo”.

Pastor López se sintió tan humillado que se encerró a llorar. Entonces se le acercó Enrique Vivas y lo animó. “No te aflijas, algún día te va a ir muy bien y podrás comprar los anillos que quieras”, fueron parte de sus palabras, las cuales se cumplieron.





‘El Indio’ empezó a viajar por Estados Unidos y allá aprovechó para mandar hacer cinco, pero todos con el diseño del Indio Gerónimo. Cada dedo tenía su anillo. Todos estaban rezados por un santero de Miami para “protegerme de los males”.

Sin embargo, varias décadas después, el anillo del dedo del corazón se le partió quince días antes del infarto, a finales de 2010. “Fue como un aviso porque Dios quería que siguiera cantando”, expresó López.

Tiempo después supo del cantante Morales y le mandó a decir que a los pobres no se humillaba y que ahora tenía tantos anillos que no le alcanzaban los dedos para ponérselos. Y tampoco le alcanzaban las ‘muñecas’ para los relojes, ni pecho para lucir las cadenas.

 

Comentarios

comentarios