Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

No es cierto que el papa Francisco se quiera reunir con Guaidó y Maduro en el Vaticano

Ningún medio italiano se ha hecho eco de la información divulgada solamente por la agencia de noticias italiana Nova, la cual especula con la posibilidad sin ninguna fuente confiable y muchas incoherencias en la nota publicada. "Los diplomáticos están trabajando para organizar reuniones en el Vaticano", dice la información supuestamente basada en un rumor de personas cercanas al Cardenal Parolin. Según esa versión, el Papa Francisco cambió radicalmente de opinión sobre el encuentro en solo 12 días

Foto: @news_vaticano

Caracas.- Ningún diario de Italia, ningún medio audiovisual ni corresponsal alguno ha especulado sobre la información que publicó la agencia de noticias italiana Nova, esa según la cual el papa Francisco quisiera reunir en el Vaticano a Nicolás Maduro y Juan Guaidó.

Lea también: "Quedó aislado y derrotado": la respuesta de Maduro al "acuerdo de salvación" planteado por Guaidó

De hecho, los medios del Vaticano, como L'Osservatore Romano, la Radio Vaticana o el Centro Televisivo Vaticano, tampoco se han hecho eco de esa información, medios tan poderosos como rigurosos y extremadamente sensibles a todo lo que implique la figura del Santo Padre y los cuales muy difícilmente, se dejarían madrugar con semejante noticia y menos aún proveniente de una agencia como Nova, vinculada con la estatal rusa Sputnik.

Quienes hayan conocido por dentro el funcionamiento del poderoso aparato de información de El Vaticano saben que de allí no se escapa ni se filtra nada que no esté previamente autorizado y acorde con los intereses de la Iglesia. Y que el cargo de Portavoz de la Santa Sede es uno de los más poderosos del estado vaticano desde los tiempos en que el periodista español Joaquín Navarro-Valls tomó las riendas de las comunicaciones del Papa. Desde entonces, Navarro-Valls modernizó el sistema de información de la Santa Sede y se transformó en uno de los hombres de mayor confianza del papa Juan Pablo II, al extremo de que fue Navarro quien viajó a Cuba para negociar directamente con Fidel Castro los detalles del histórico viaje de Juan Pablo II a La Habana. Porque en El Vaticano, como en todo el mundo, saben que la información es poder.

De manera que la declaración de una anónima fuente vaticana a la que se refiere Nova y según la cual " el Santo Padre, de acuerdo con el cardenal Parolin, ha cambiado de estrategia...de hecho, los diplomáticos están trabajando para organizar reuniones en el Vaticano..." no solo resulta difícil de creer sino que pareciera más bien el deseo de una de las partes - ¿el gobierno de Maduro?-, por cuanto la información de la agencia italiana agrega que "Las mismas fuentes aclaran que al Papa Francisco le gustaría reafirmar la neutralidad de la Santa Sede y el deseo de no estar del lado de uno o del otro”, como si el gobierno de Maduro estuviese libre de todo pecado en ese presunto encuentro.

Una información que presenta visos de "olla", como se le decía antes a los fake news, donde aseguran que "El Vaticano no renuncia a la mediación entre las partes involucradas en Venezuela", seguido de una suerte de enredo donde mezclan el viaje frustrado a Caracas del secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin - que venía el 30 de abril para la beatificación de José Gregorio Hernández- con la posibilidad de conocer de manera extraoficial al presidente venezolano, Nicolás Maduro y al líder opositor, Juan Guaidó..." Viaje que, según la agencia, se paralizó por razones políticas. Sin embargo, agrega más adelante la nota de la agencia Nova, "el Santo Padre, de acuerdo con el cardenal Parolin, ha cambiado de estrategia: de hecho, los diplomáticos están trabajando para organizar reuniones en el Vaticano". Es decir, que entre el 30 de abril y el 12 de mayo, el Papa Francisco cambió radicalmente de opinión. En solo 12 días el Santo Padre pasó de impedir el viaje del Cardenal Parolin para conocer a Maduro y a Guaidó - y seguramente convencerlos de algo no?-, a invitarlos a El Vaticano para servir de mediador en el caso venezolano.

Lo único medianamente verosímil en todo esto sería que quien ha cambiado de opinión radicalmente ha sido el gobierno de Nicolas Maduro, cuyas señales de abrir compuertas a alguna negociación razonable, ya se están sintiendo sin necesidad de tanta especulación.





Artículos relacionados

Destacados

Al replicar el comunicado en su cuenta de Twitter, Vladimir Padrino López subrayó que, mientras Faller visita Puerto Carreño, "se realizan ejercicios Tradewinds en...

Deportes

Según la Asociación Uruguaya de Fútbol, el presunto implicado, del cual no se reveló la identidad, regresará a la capital de Montevideo, "donde se...

Nacionales

El mandatario socialista fijó un plazo de 60 días a la comisión para solucionar "el hacinamiento de los centros de detención preventiva del país"

Destacados

El Ejecutivo no ha revelado cifras oficiales acerca de cuántas personas se han vacunado con la primera y segunda dosis de los fármacos disponibles