article-thumb
   

“Tiempo es corto”: Maduro viola la Ley de Reconversión Monetaria con el nuevo cono

El Cooperante | 25 marzo, 2018

Caracas, 25 de marzo.- Más que una posibilidad de solventar la hiperinflación por la que atraviesa el país, en los venezolanos generó incertidumbre el anuncio del presidente Nicolás Maduro de realizar una reconversión monetaria y poner en circulación el próximo 4 de junio una nueva familia de billetes.

Lea también: ¿Cómo la venta de bolívares se convirtió en lucrativo negocio del lado colombiano?

Para el economista Miguel Velarde, en entrevista ofrecida a El Cooperante, esta medida se trata de “un intento más desesperado” que no va a tener “ningún efecto positivo en la economía porque simplemente se están quitando tres ceros” a los billetes, con lo que el Gobierno nacional espera hacerle frente a un proceso hiperinflacionario “que es totalmente profundo”.





En diciembre de 2016 el mandatario nacional informó abruptamente un nuevo cono monetario y la salida del billete de 100 bolívares y posterior a ello, luego de cumplirse un plazo que generó caos en la población, disgustos y protestas, se anunciaron constantes prórrogas hasta que finalmente se decidió por una vigencia indefinida del papel moneda marrón.

Esta situación, advirtió el economista Nelson Ospedales, podría repetirse nuevamente en el país debido a que el lapso es de aproximadamente ocho semanas para que los venezolanos salgan de la familia de billete actual. Sobre esto, Velarde ironizó que no se trata de un proceso “mágico” y que, por lo contrario, sacar a los billetes de circulación no será fácil y se requiere de un proceso progresivo para que los ciudadanos realicen el canje.

Valverde señaló que “lo único bueno” que podría tener esta medida es que facilite las transacciones monetarias que se han vuelto difícil porque el bolívar pierde rápidamente su valor. Señaló que actualmente el “inderrotable” billete de 100 bolívares continúa en circulación, por lo que dudó que el actual cono monetario salga de circulación para la fecha anunciada por Maduro, y se verán obligados a anunciar prórrogas.





Le puede interesar: “Es una medida cosmética”: Venezolanos dudan impacto de reconversión monetaria

El fallecido presidente Hugo Chávez informó en febrero de 2007 la reconversión monetaria y el Banco Central de Venezuela inició en el mes de marzo los trabajos correspondientes para el diseño y en julio se inició la impresión de los billetes. Para el mes de octubre los bancos realizaron las pruebas y para el mes de diciembre ya se había avanzado en el proceso de reconversión para salir en circulación a principios de 2008, según puntualizó durante una entrevista ofrecida a Venevisión el diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra.

nuevo cono monetario

En total, el gobierno de Chávez se tomó aproximadamente 10 meses y los venezolanos tuvieron más tiempo para salir de los billetes viejos que aún tenían vigencia; en cambio Maduro está dejando poco más de dos meses para realizar todo este proceso. Ospedales mencionó que el mandatario nacional estaría violando la Ley de Reconversión Monetaria, que establece como mínimo un año para sacar de circulación los billetes y la creación de una campaña de capacitación para aquellas personas que vayan a hacer uso de los nuevos billetes.

Más dudas surgen en torno al pago de los servicios que aún se encuentran a bajo costo, como es el caso del boleto más económico del Metro de Caracas, que se ubica en 4 bolívares, e incluso, el pago de la gasolina, que cuesta 10 céntimos. Un ejemplo claro es el costo mínimo del subterráneo que, después de la reconversión, pasaría a costar 0,04 céntimos, siendo la menor denominación de monedas que saldrán en circulación 0,50 céntimos.

Lea también: Nueva familia de billetes desaparecería en un año si continúa hiperinflación, advirtió Guerra

Hay que ver qué se hace con ese tema porque no va a existir una moneda tan baja, es un problema de distorsión muy grande que tenemos. Algunos hablan de que es una buena excusa para incrementar los precios de los servicios“, manifestó Velarde, y añadió que lo que podría intentar hacer el Gobierno nacional es digitalizar la compra mediante un sistema de tarjetas, en donde los ciudadanos no tengan que recurrir a billetes físicos.

Ospedales advirtió que si el Gobierno nacional no controla el déficit fiscal, el gasto público y el aumento de los bienes y servicios va a haber una nueva escasez de billetes y se acelerará aún más la situación hiperinflacionario que actualmente vive el país.

Esto hace que nuestra moneda quede en desacierto. Venezuela no está para tener una economía que viva en un laboratorio“, expresó el economista. En tal sentido, apuntó que se deben sincerar paulatinamente los precios de la gasolina y de las tarifas del metro.

Comentarios

comentarios