article-thumb
   

“No es nada fácil”: Laidy Gómez gobierna el Táchira entre insultos y abrazos

El Cooperante | 27 junio, 2018

Caracas.- Con insultos y rechazo por las redes sociales comenzó el mandato de Laidy Gómez, luego de haber asistido a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) a juramentarse como gobernadora. Aunque a nivel nacional fue mal visto, la militante de Acción Democrática no se arrepiente de haberlo hecho, pues considera que defendió el espacio para el que fue electa el 15 de octubre de 2017.

Lea también: El precio nada socialista del reloj que lució Ricardo Sánchez en una entrevista (+Fotos)

Además, ha explicado en múltiples ocasiones que para dar ese paso consultó previamente con gremios, colegios y empresarios si debía ir o no, y todos coincidieron en que sí. Las redes sociales de la gobernadora suelen tener comentarios con insultos, amenazas, burlas y frases ofensivas, pero la realidad en las calles del Táchira es distinta a la que se lee en el mundo 2.0.

Gómez, llamada durante la campaña para la Asamblea Nacional como “la hija de la frontera”, hace caso omiso a los improperios diarios. Sin miedo al qué dirán y sin temor por los insultos que pudiese recibir, Gómez sostiene reuniones en Caracas con ministros, viceministros e incluso con representantes directos de la presidencia.

Ha explicado, previo a dichos encuentros, que no pierde nada “con tocar las puertas necesarias para pedir recursos”. Prepara sus viajes y, en ruedas de prensa, anuncia cuál será su próximo paso para evitar que en la opinión pública se pueda decir que asiste a Miraflores a escondidas.


“Medir o ponderar los beneficios en un país que está tan crítico, donde hay condiciones de salud tan precarias, no es nada fácil. Beneficio sería vivir en un estado donde pudiésemos traer medicinas para cubrir las necesidades o poder resolver el caos de la gasolina, si tuviésemos dinero para hacer obras de gran envergadura, eso sí sería un verdadero beneficio. Mis reuniones me dejan la satisfacción de que lucho por mi amado estado” dice Gómez.

Resalta de sus viajes que es atendida y le reciben los oficios que lleva a los ministerios, pues en otras condiciones cree que ni siquiera podría entregar los papeles. “Voy sin complejos, llevando pan y bocadillos a Caracas, siempre a luchar por el pueblo que me eligió. No tengo complejo alguno” reitera.

Trabajo publicado originalmente por El Pitazo, para leerlo completo, haga click aquí.

Comentarios

comentarios