article-thumb
   

“No estaba embarazada”: Las revelaciones de Sebastiana Barráez sobre Lisbeth Ramírez

El Cooperante | 26 enero, 2018

Caracas, 26 de enero.- La periodista Sebastiana Barráez reveló este viernes algunos detalles de Lisbeth Andreína Ramírez Mantilla, la única mujer abatida en la operación policial y militar que dio con el paradero del exinspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Óscar Pérez, en una vivienda de El Junquito, al noroeste de Caracas.

Lea también: ¿Cuántos van? Los venezolanos que han muerto en su lucha contra la “revolución”

“Sus padres, Faride y Ángel Ramírez, son colombianos y llegaron hace 40 años a Venezuela. Ella era estudiante de odontología en la Universidad del Zulia y Técnico Superior en Enfermería. Andreína envió mensajes a su familia antes de morir, confesó su hermana Shirley”, señaló Barráez en su página web. 

La comunicadora social destacó que la mujer de 30 años de edad le pidió perdón a sus padres, les dijo que los amaba mucho y a sus amigas les envió mensajes de texto en los que les pedía que la ayudaran, que la habían hecho presa. “Ella se sintió atrapada pero nunca imaginó que la iban a asesinar. Ella no era ninguna terrorista, era un ángel, tenía una fundación y ayudaba a los niños de escasos recursos con ropa y lo que podía”, sumó.

Ramírez era la pareja de Jairo Lugo Ramos, quien fue sargento de la Guardia Nacional y perteneció al Grupo de Acciones Especiales. Los dos cayeron abatidos, junto a otros cuatro hombres del equipo de Óscar Pérez. La joven nació en el Táchira y no estaba embarazada como se dijo a través de muchos medios y redes sociales.


“No le permitieron ser enterrada junto a su marido. A su familia le dijeron, cinco días después de los hechos, que sería el Gobierno quien le entregaría el cuerpo en Táchira y que debían sepultarlo de manera inmediata. Y hubo condiciones: no pueden intervenir terceras personas, incluyendo diputados”, indicó Barráez.

Comentarios

comentarios