article-thumb
   

“No fue chantaje”: Chavistas esperanzados aún por bono prometido por Maduro

El Cooperante | 24 mayo, 2018

Caracas, 24 de mayo.-  Los simpatizantes del chavismo que le dieron el voto a Nicolás Maduro el pasado domingo esperan el bono que éste les prometió. Algunos especulan 10 millones de bolívares, pero posiblemente no será depositado. 

Lea también: Le dieron la espalda? Los militantes de partidos “rojitos” que no votaron por Maduro

Y  es que la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibsay Lucena,  echó por la borda, aparentemente, la promesa de “un regalo” que garantizó Nicolás Maduro desaforadamente en su campaña presidencial, la cual estuvo totalmente ligada a las labores como mandatario nacional.





En el Metro de Caracas, duramente congestionado y paupérrimas condiciones, un grupo de aficionados al sucesor de Hugo Chávez señalaban esperanzados que el Gobierno sí cumpliría con su palabra, corroboró esta redacción. “Si él lo dijo es porque es así”, decían refiriéndose a Maduro. “No fue ningún chantaje”, vociferaba otro venezolano más que portaba un morral tricolor partidista, el chavismo lo conoce como “el morral de Hugo”.  Asimismo, mientras este grupo hablaba y se quejaba que la comunidad internacional emitiera pronunciamiento sobre las elecciones, porque “el pueblo es el que se jo…”, los presentes los miraban sorprendidos.

Justamente sobre este tema, el ABC también aglomeró testimonios de chavistas que esperan ansiosos sus pagos, en medio de una crítica crisis que les impide adquirir productos básicos. Tal es es caso de Yosmar Castill y María Gómez, que hicieron una cola en un abasto de la avenida Maturín de La Campiña para comprar un kilo de espaguetis a precio viejo de una semana, 700.000 bolívares (0,63 dólares al cambio paralelo) antes de que lo suban. María Gómez confesó al diario español  que necesita los 10 millones de bolívares del bono electoral que prometió Maduro para comprar las pastillas de Losartán para tratar su hipertensión. “Desde hace tres meses que no consigo mi medicina en ninguna parte y cuando aparece en alguna farmacia entonces es tan cara que no la puedo pagar”.

Por su parte, Yosmar necesita el pago de su voto para hacer mercado, comprar leche y pañales para su bebé recién nacida. Estos productos son escasos desde hace más de cinco años y cuando aparecen en el mercado debe llevar a la bebé con la partida de nacimiento para que se los vendan. En la cola también estaba Carlos Rodríguez. Dijo que tenía Carnet de la Patria. “Pero no he votado por Maduro, así que no espero ningún pago”, afirmó. Otros prefirieron no decir por quién votaron para no tragarse la frustración de haber perdido.





Lo cierto es que ninguno o muy pocos de los seis millones  -hasta ahora- que votaron el domingo por Maduro recibirá los 10 millones de bolívares (nueve dólares al cambio paralelo. “No se va a realizar pago de bono ni incentivo monetario en los puntos”, fue la tajante declaración de Lucena.

Comentarios

comentarios