article-thumb
   

“No hay insumos”: El desolador panorama que amenaza con aumentar la desnutrición

El Cooperante

Caracas, 11 de febrero.-  En la segunda semana de enero, Cáritas Venezuela anunció una cifra desesperanzadora:  280.000 niños podrían morir a causa de la desnutrición en el país.

Lea también: Comida en bolsitas: La manera de los venezolanos de enfrentar la escasez y altos costos

Estudios de la organización revelaron que durante 2017 murieron entre cinco y seis niños semanalmente por falta de alimentación, y que al menos 33% de la población infantil presentaba retardo en su crecimiento.  Durante ese año, la organización atendió a más de 3.000 niños desnutridos, sin embargo, para 2018 los inventarios de suplementos nutricionales están agotados, por lo que el grado de ayuda que puedan prestar es incierto.

Pablo Hernández, del Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), declaró que 60% de la población infantil se encuentra desnutrida. Y es que estas cifras hablan un poco de la magnitud de la situación.

¿Producción suficiente?

La nación petrolera sufre desde hace cinco años una aguda crisis económica. Este año empezó con una inflación acumulada de más de 4000%, solo en enero fue de al menos 80%, un bolívar supra devaluado que pulveriza los salarios, una escasez de productos básicos y una producción nacional mínima.

Sobre esto último, el presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, afirmó que los productores estaba apenas produciendo 30% del consumo de los venezolanos, ya que no hay semillas, fertilizantes, agroquímicos y demás materiales. Asimismo, avizoró que la escasez alimentaria se intensificaría más este año, refieren datos recogidos de El Impulso.  “Hace 10 años la producción nacional abastecía el 60 % del consumo de alimentos, con el café, el cacao, el arroz, y otros rubros que se exportaban generaban el 50 % de las divisas que se requerían para importar el déficit, hoy en día con los productores del campo venezolano, de cada tres días que los venezolanos comemos, puedo garantizar que vamos a comer un día, los otros dos días van a comer si se puede importar el alimento que no se puede producir en el país, el alimento que en este momento no se produce“, declaró.

“No tenemos insumos en Venezuela, no hay fertilizantes en el país, el ciclo norte verano se sembró prácticamente sin fertilizantes, aquí hicimos una labor para recuperar la superficie de siembra de arroz en un 30 %, pasamos de sembrar 100 mil hectáreas a sembrar 130 mil hectáreas, pero la no existencia de fertilizantes y agroquímicos para combatir las plagas, hizo que la productividad cayera en 40 %, eso significa que sembramos un 30 % más y vamos a tener un 10 % menos de arroz, hoy en día estamos abasteciendo solamente el 40 % del consumo nacional de arroz, estamos abasteciendo el 20 % del consumo nacional de azúcar, y eso que el 70 % de la infraestructura de molienda está en manos del Estado venezolano y ellos muelen el 10 % de la caña de azúcar que se produce en el país; la superficie de siembra de hortalizas en la región andina cayó en un 75 %, estamos en plena zafra del café y no hay como fertilizar los cafetales“, expuso.

Cifras críticas

El Gobierno venezolano dejó de aportar cifras en materia nutricional, lo que para los expertos lo único que hace es aumentar la crítica situación.

Los datos aportados por la  Organización No Gubernamental (ONG) Ciudadanía en Acción, revelan que  existen 1,2 millones de ciudadanos en avanzado estado de desnutrición que requieren atención terapéutica inmediata; al menos 8 millones que necesitan respuesta suplementaria (realizan menos de 2 comidas al día) y la población en general solicita una respuesta de anaquel, que no es más que solventar el problema de desabastecimiento.

De hecho, el representante de la organización, Edison Arciniega, consignó hace días un documento ante la Defensoría del Pueblo,  donde advirtió el avance de la crisis alimentaria e instó al Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, activar una mesa técnica donde participe el Instituto Nacional de Nutrición y el Ministerio de Alimentación para buscar soluciones, refiere NTN24.

Detalló que de no atenderse la situación,  al menos 50 mil personas están en riesgo de muerte este primer trimestre de año. Precisó que  78% de la población consume menos del 60% de las proteínas diarias normativas y que 61,8% de la población está consumiendo menos de 1.300 calorías diarias, cuando lo normativo es 2.000 calorías por día.

En el programa radial que modera el exsecretario de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús “Chúo” Torrealba, reiteró que cifras de Fedeagro arrojaron que en enero produjo al menos 590 mil toneladas de alimentos cuando requerimos 1 millón 800 mil toneladas.

Mientras tanto, el Gobierno venezolano se enfoca en la campaña para la reelección de Nicolás Maduro en las elecciones del 22 de abril, omitiendo la crisis del país.

Comentarios

comentarios