article-thumb
   

No hay suficiente evidencia para concluir que el vocalista de Prodigy se suicidó, según investigación

El Cooperante | 8 mayo, 2019

Caracas.- El vocalista del grupo británico de música electrónica Prodigy, Keith Flint, murió como resultado de un ahorcamiento y de las drogas que había en su organismo, según una investigación difundida este miércoles, pero no existe pruebas suficientes para determinar que se suicidó.

Lea también — Murió el reconocido fotógrafo y cineasta Joaquín Cortés a la edad de 80 años

Flint, una figura destacada del movimiento rave de la década de 1990, famoso por temas como Firestarter y Breathe, fue hallado muerto en su casa en marzo a los 49 años, según refiere Reuters.

La investigación concluyó que murió como resultado de ahorcamiento y se encontraron sustancias como cocaína, codeína y alcohol en su cuerpo.

“Se hizo un veredicto abierto”, dijo un portavoz del médico forense, que agregó que se realizará una investigación completa el mes próximo.

Conocido por sus piercings faciales, maquillaje pesado y un excéntrico corte de pelo con cuernos de diablo, Flint desempeñó un papel importante en el establecimiento de la música dance y electrónica.

La forense de Essex Caroline Beasley-Murray indicó que había evidencia insuficiente para concluir que su muerte fue un accidente o un suicidio, pero dijo que no había circunstancias sospechosas ni participación de terceros.

“Nunca sabremos lo que estaba pasando por su cabeza en esa fecha”, dijo la forense, según fue citada por The Press Association. “Claramente era popular en extremo, era muy querido por muchos fans”, agregó.

Comentarios

comentarios