article-thumb
   

“No les importaba que muriera”: El Defensor fue hipócrita con mi caso, dice Leocenis García

El Cooperante

El Cooperante. – “El Defensor del Pueblo viajó conmigo varias veces en el mismo avión. Presentó libros que publicamos en Sexto Poder. Su posición pública frente a mi caso en el programa de Fernando del Rincón fue muy hipócrita. Porque si él sabía que yo legitimaba capitales, ¿por qué aceptó las invitaciones? Yo decido con quién aparezco y con quién no. Cuando Fernando del Rincón le preguntó por mi salud, no sabía nada”, confesó Leocenis García, presidente del Grupo 6to Poder, en una entrevista en la que reconoció que ni él ha podido demostrar de dónde provienen sus fondos, ni el Ministerio Público ha hecho lo propio con la presunta legitimación de capitales por la que se le imputa.

En conversación con Carolina Jaimes Branger, quien estuvo 88 días en su tercera huelga de hambre, insistió en que la medida de arresto domiciliario, de la que hasta la fecha dice no saber nada, fue ordenada por el Presidente de la República. “No le estoy dando las gracias. Tal vez se conmovió, o simplemente pensó que no le convenía que yo me muriera en estos momentos”, dijo.

Reveló su impresión por  las condiciones a las que fue sometido en el Sebin. “Me metieron en una zona en donde precariamente cabrían treinta personas y éramos como setenta. Abrían la puerta a las 6 de la mañana para que fuéramos al baño y no la volvían a abrir hasta las 6 de la tarde. Si querías ir al baño entre esas horas usabas potes de plástico. Si la necesidad era de otro tipo, tenías que golpear el candado, golpearlo, golpearlo y golpearlo hasta que alguien finalmente viniera. Ahí me di cuenta de que al Estado venezolano le sabía a bola lo que pasara”, precisó.

“No les importaba que yo me muriera, que nadie se muriera. Estamos en la etapa más peligrosa del Gobierno venezolano en lo que se refiere a derechos de la gente: el Gobierno no le tiene miedo a la propia ley ni a la propia constitución redactada por ellos”, enfatizó al ahondar en la huelga de hambre. Agregó que no se cumplieron las formalidades tipificadas por el Acuerdo de Malta, y es que los primeros cinco días de negarse a recibir alimento no apareció nadie.

Antes de finalizar, explicó que se encuentra en un limbo jurídico. “Supuestamente tengo casa por cárcel”, dijo al tiempo que subrayó que no le han notificado nada. Reconoció que si bien no le han prohibido en esta oportunidad ofrecer entrevistas, en ocasiones anteriores lo han privado de ello y ha hecho caso omiso. “Hay derechos que no se pueden violar y el derecho a la libertad de expresión es uno de ellos”, argumentó.

 

Comentarios

comentarios