article-thumb
   

“No pueden quedarse”: Más de 140 venezolanos deberán dejar albergue en Bogotá

El Cooperante | 4 enero, 2019

Caracas.- En poco más de una semana unos 143 venezolanos, los únicos que quedan, tendrán que salir del campamento transitorio humanitario que se encuentra en la localidad de Engativá, Colombia. El lugar fue adaptado por la Alcaldía de Bogotá con el fin de brindarles apoyo, inicialmente, a 585 ciudadanos que estaban viviendo en los alrededores de la terminal de transportes de Salitre.

Lea también: Se tomaba fotos: la indiferente reacción de AMLO cuando le preguntaron por la crisis venezolana

Los venezolanos, entre los que se encuentran 31 menores y dos mujeres en estado de gestación, llegaron al acuerdo con la Alcaldía de que su estancia sería temporal, según informo el medio colombiano El Tiempo.





“La Secretaría de Integración Social firmó un acta de compromiso con los migrantes, que indicaba un plazo máximo hasta el 15 de enero para que se desmontara el campamento”, dijo Liliana Pulido, secretaria encargada de Integración Social.

No obstante, ese despacho se ha encargado de brindar durante todo el tiempo de permanencia talleres de socialización para que los núcleos familiares opten por volver a su país de origen o tomen un camino diferente, pero no pueden quedarse más tiempo en el lugar.

“Tenemos un énfasis muy fuerte en la oferta institucional, para que esta población retorne a su país de origen, Venezuela, se muevan por las principales vías intermedias del país en coordinación con la Cancillería y Migración Colombia o para que se muevan hacia otros países en donde tienen otros contactos”, expresó Daniel Mora, subdirector de Integración Social.





El acuerdo

El 13 de noviembre pasado, la Secretaría de Integración Social y la Alcaldía Mayor de Bogotá inauguraron el campamento con el fin de prestarles atención hospitalaria y ayuda humanitaria a los ciudadanos del país vecino. En su momento, la comunidad del sector se mostró inconforme con la instalación, por lo que el Distrito se comprometió a levantarlo a principios de 2019.

El albergue tiene una capacidad para que duerman ocho personas en cada carpa, cuenta con baños y duchas portátiles. Además, tienen un apoyo alimenticio de tres comidas al día; bogotanos, empresas privadas y públicas han donado alimentos para ser distribuidos allí. Según Daniel Mora, en estos días que restan se empiezan a desmontar las 44 carpas que quedan, refirió el medio colombiano.

Comentarios

comentarios