Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Opinion

Nueva República en venta

En esta oportunidad se ha ido más lejos, ya que lo que está en venta no es solo el petróleo, sino todos los recursos del país.

Maduro elcooperante

Caracas / Por: Carlos Canache Mata.- La primera parte del  libro fundamental de Rómulo Betancourt, “Venezuela, política y petróleo”, tiene el título, que tomo para esta nota, donde se analiza la “entrega de gran porción del subsuelo nacional a los consorcios extranjeros del petróleo por el despotismo de Juan Vicente Gómez: 1908-1935”.

Lea también: Los maestros venezolanos y el costo a futuro

En la nota de la pasada semana, me referí, en su mayor parte, a la “monstruosidad jurídica” materializada en el entonces Proyecto de Ley Antibloqueo, ya hoy Ley aprobada por ese engendro teratológico que es la ANC y, por supuesto, publicada en la Gaceta Oficial. En esa ocasión, alumbré mis líneas con la sabiduría del notable jurista Allan R. Brewer-Carías. Pero en esta segunda nota, comento con un poco de más amplitud reflexiones que asomé la semana anterior: que el país había sido puesto en venta porque se necesitaban recursos, dinero, a causa de ‘la penuria del Fisco’, y, agrego ahora, que por esa razón, se trata de una venta al contado o de una venta a crédito con pronto pago;  y expresaba también que la “desaplicación” del ordenamiento jurídico de toda la pirámide kelseniana se haría en secreto porque, como se dice en el notable editorial de El Nacional del domingo 11 de este mes, “el dictador aspira a tomar medidas que seguramente afectarán de forma directa, las vidas de personas y familias en todo el país, y que el contenido de esas medidas no se conozca”. Nada más, ni nada menos, esa es la oscura bofetada  que la Ley Antibloqueo propina a la cara de los venezolanos.

En certero documento público, un grupo de importantes compatriotas formado por María Corina Machado, Antonio Ledezma, Diego Arria, Humberto Calderón Berti, Asdrúbal Aguiar, Enrique Aristeguieta Gramcko y Carlos Ortega, han afirmado que la Ley Antibloqueo es un “acta de remate de la república”. Lo mismo que años atrás dijo Rómulo Betancourt había hecho Juan Vicente Gómez con el petróleo. Pero, habría que manifestar que en esta oportunidad se ha ido más lejos, ya que lo que está en venta no es sólo el petróleo, sino todos los recursos del país.

Vuelvo al editorial de El Nacional: “La Ley Antibloqueo para el Desarrollo Nacional y la Garantía de los Derechos Humanos, (es) probablemente el más aborrecible, peligroso y anómico proyecto de ‘ley’ que haya sido concebido por régimen alguno, desde el surgimiento del Estado moderno, en el siglo XVI”.

Esa Ley, el papel en que está escrito su texto, es como el sudario que a manera de lienzo termina de cubrir y envolver el cadáver del Estado de Derecho en Venezuela.

Artículos relacionados

Tecnología y Curiosidades

La reapertura de los hoteles del grupo empresarial se producirá en fases sucesivas

Destacados

El especialista dijo que el mejor año del chavismo en el poder a nivel económico fue en 2006

Nacionales

Vecchio se sometió a la prueba diagnóstico de la COVID-19 en el Pentágono para asistir al acto de investidura

Economía

Los agricultores advierten que la escasez de diésel está impidiendo la cosecha de azúcar y la siembra de arroz