article-thumb
   

Nuevo apagón afectó a la Gran Caracas y varios estados del país

El Cooperante | 25 marzo, 2019

Caracas.- Venezuela volvió a quedar este lunes sumida en un apagón que afectó a sus principales regiones, incluida Caracas, casi 20 días después del masivo corte eléctrico que mantuvo paralizado y dejó sin servicio de agua al país por una semana.

Lea también — Bancos venezolanos sin liquidez: Tasa overnight cerró la semana pasada con máxima de 66 puntos

Caracas y al menos 17 de los 23 estados en Venezuela fueron afectados, denunció el presidente encargado Juan Guaidó y usuarios en las redes sociales que utilizaron la etiqueta #SinLuz o #Apagón para reportar los cortes.





La electricidad se fue a las 13:20 p.m. locales (17H20 GMT), afectando de inmediato los semáforos, el Metro de Caracas, las redes de telefonía celular e Internet y los comercios de Caracas, que rápidamente bajaron sus cortinas, constató la AFP.

Algunos hospitales suspendieron la atención en la capital, según usuarios de Twitter.

“Esto es ya demasiado porque afecta las carnes, los pollos, todo lo que es comida se daña, es pérdida total”, indicó Leo, de 19 años y quien trabaja en un restaurante del centro comercial San Ignacio, en el este de Caracas.





A su lado una decena de empleados se sentaron en la calle a esperar resignados.

“Ahora debemos caminar toda Caracas porque no hay metro”, se quejó Alejandra, la cajera del restaurante, a una periodista de AFP.

“Todo gracias a nuestro presidente, que después le echa la culpa a Estados Unidos”, ironizó.

En Maracaibo, capital del petrolero estado Zulia, los internautas aseguran que el servicio es “inestable” y que la luz “va y viene”.

“De nuevo apagón, no Dios mío no”, tuiteó Flore Melero, una residente de 29 años de la ciudad de Ocumare del Tuy, en el sudeste de Caracas.

Siete días consecutivos de apagón 

El país superó hace pocos días un apagón generalizado, del 7 al 14 de marzo, que complicó las comunicaciones, la distribución de agua y combustible, así como el aprovisionamiento de comida. También habría provocado, según denuncias, la muerte de más de una decena de pacientes en hospitales.

La emergencia obligó a suspender la jornada laboral durante siete días, mientras que las aulas permanecieron cerradas.

Nicolás Maduro acusó entonces a Estados Unidos de haber realizadociberataques” contra la principal central hidroeléctrica del país, con el apoyo de la oposición, liderada por Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por Washington y otros 50 gobiernos.

El ministro de Electricidad, general Luis Motta, los atribuye a sabotajes de la oposición.

Del otro lado, la oposición denuncia que la crisis eléctrica se debe a años de abandono de la infraestructura y la corrupción del gobierno chavista.

Tras la falla, Maduro anunció una reestructuración de su gabinete y prometió una “transformación profunda” de las empresas del sector.

“Es rudo”

“Es rudo, todo deja de funcionar.. en los días de apagón uno no hace nada, no hay Internet, no hay acceso al efectivo”, indicó Yendresca Muñoz, una analista de banco de 34 años. La única esperanza es “salir de este gobierno”, sostuvo.

Guaidó asumió como presidente encargado el pasado 23 de enero ante un multitud, luego de que el Parlamento de mayoría opositora declararausurpador a Maduro por estimar “fraudulenta” su reelección el 20 de mayo de 2018.

Sin embargo, Guaidó no ha logrado hasta ahora quebrar el principal sostén del heredero del fallecido Hugo Chávez (1999-2013): la Fuerza Armada, con amplio poder político y económico.

Con Maduro, la cuota castrense en el Ejecutivo llegó a 43,7% en 2017 y hoy se ubica en 26,4%, según la ONG Control Ciudadano.

De 32 ministros, nueve son militares y dirigen carteras como Defensa, Interior, Agricultura y Alimentación, además de la petrolera Pdvsa -que aporta 96% de los ingresos del país- y el servicio de inteligencia.

Guaidó prepara una movilización nacional hacia el palacio presidencial de Miraflores en Caracas para asumir su control, en fecha por definir, y no descarta pedir al Legislativo que autorice una intervención militar extranjera.

Washington, su más ferviente aliado, tampoco excluye una acción militar para sacar a Maduro, a quien se ha propuesto estrangular económicamente con sanciones como un embargo petrolero que se hará efectivo el próximo 28 de abril.

En medio de esta creciente presión internacional para que abandone el poder, Rusia y China, principales acreedores de la deuda externa de Venezuela (estimada en 150.000 millones de dólares), se han convertido en los grandes aliados del presidente socialista.

Así, la agencia estatal rusa Sputnik confirmó que dos aviones de las Fuerzas Armadas rusas aterrizaron el sábado en el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas, transportando personal militar y equipos.

 

Comentarios

comentarios