article-thumb
   

Obama ni pendiente de derogar el decreto

Admin

Jose A. Palacios. Disminuyendo la tensión entre los gobiernos de Washington y Caracas, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, reafirmó lo ya informado por Ben Rhodes, asesor presidencial sobre Seguridad Nacional de EE.UU: “Venezuela no es un amenaza para los Estados Unidos”.

A pesar de la aclaratoria hecha por el jefe de Estado estadounidense, éste no reculó el decreto que cataloga a Venezuela como una amenaza inusual para la seguridad de su nación y que, además, sanciona a 7 altos jerarcas del Estado, por supuestamente, violar los derechos humanos de los venezolanos.

Durante la entrevista concedida a la agencia informativa EFE, Obama hizo un llamado para que ninguna nación, incluido el país que representa, se mantengan en silencio ante la situación de Venezuela que, a su juicio, enfrenta grandes retos.

Asimismo, el Mandatario estadounidense, aseguró sentirse preocupado por cómo el gobierno de Nicolás Maduro sigue esforzándose por intimidar a sus adversarios políticos, y por la supuesta erosión continua de los derechos humanos.

El decreto y la semántica

Ante la ordenanza estadounidense, que declara a Venezuela como una amenaza para su nación, el presidente Maduro lideró una campaña que traspasó fronteras, para decirle al mundo que los venezolanos no eran amenaza para ningún país, y pidiendo la derogación del decreto.

Sin embargo, la jurista y diputada al Parlatino, Delsa Solorzano y el Asesor sobre Seguridad Nacional de los EE.UU aseguraron que “Venezuela no es una amenaza”, se trataría de diferencias interpretativas y de semántica entre las diplomacias de Caracas y Washington.

El Asesor de la Seguridad Nacional del país norteamericano aseguró que la expresión “Venezuela es una amenaza” en parte de un “formalismo” utilizado por la Casa Blanca en asuntos diplomáticos.

Comentarios

comentarios