article-thumb
   

Obama ratifica postura sobre Al Asad y afirma que dejará “la piel” para completar su legado

Christhian Colina

El Cooperante.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dejó claro este viernes que sigue convencido que el mandatario de Siria, Bachar Al Asad, debe dejar el cargo para que cese la guerra civil en ese país y adelantó que busca dejar menos de 100 presos en Guantánamo a comienzos de 2016 para avanzar hacia su cierre.

Antes de comenzar las vacaciones navideñas, que pasará en familia en Hawai, Obama ofreció una rueda de prensa desde la Casa Blanca para hacer un balance de 2015 y anticipó que en 2016, su último año de mandato, se va a “dejar la piel” para completar su legado.

Según el mandatario, “Asad se va a tener que ir para que cese del derramamiento de sangre en el país y todas las partes continúen hacia adelante por un camino no sectario. Él perdió la legitimidad a los ojos de la mayoría del país (…) no decir nada ante un líder autoritario que mata a sus propios ciudadanos es contrario a los que somos y a nuestros intereses. En este punto, eso nos haría más un objetivo” del terrorismo yihadista”, dijo.

Además, apeló a buscar el “equilibrio” entre la seguridad y privacidad en la lucha antiterrorista, al subrayar que ningún Gobierno tiene la capacidad de rastrear los mensajes de cada persona en internet para evitar un ataque. Argumentó que es “muy difícil” detectar a los “lobos solitarios” como los atacantes de San Bernardino, dos supuestos seguidores del Estado Islámico que mataron el pasado 2 de diciembre a 14 personas.

Sobre el cierre de Guantánamo, una promesa que arrastra desde su primera campaña electoral en 2008, comentó que los reclusos pendientes de juicio o que no pueden salir en libertad, al ser considerados una amenaza, son el “mayor desafío en este momento”.

Por ello, aseguró que su objetivo es que a comienzos del nuevo año los presos se reduzcan por debajo del centenar, mientras que la “población (reclusa) irreducible” podrá salir del penal para su definitivo cierre con un acuerdo con el Congreso que incluya garantías de seguridad.

Comentarios

comentarios