article-thumb
   

Ojos grandes y mandíbula pequeña: así lucirá el rostro humano en el futuro (+Foto)

El Cooperante | 9 septiembre, 2018

Caracas.- Expertos en evolución y genética, han dado un aproximado de cómo lucirá el rostro humano en el futuro, tomando en cuenta el entorno social y el clima al que estaremos expuestos.

Lea también: ¡Esto explicaría el secreto de su sonrisa! La Mona Lisa “va al médico” y le diagnostican una enfermedad

Penny Spikins, arqueóloga paleolítica de la Universidad de York, explicó a Clarín que la cara humana “se transformó de más intimidante, que era una ventaja para competir, a otra que era conveniente para llevarse bien con los semejantes”, por lo que no duda en que las características faciales se irán ajustando con el pasar del tiempo.





En este sentido, el genetista Adam Wilkin señaló que actualmente el rostro humano presenta varios imperfectos. A su juicio, “nuestros ojos están muy juntos y miran hacia adelante, los arcos dentales humanos son desproporcionadamente pequeños en relación con el resto del cuerpo: tenemos dientes más chicos”, lo que hace que las características físicas de nuestra cara sean inusuales

Con el transcurrir del tiempo, es posible que por las condiciones sociales a las que se enfrente la humanidad, nuestros rasgos se verán forzados a evolucionar aún más, y para Wilkins “uno de los grandes cambios de la cara está asociado al tamaño del cerebro y relacionado con la evolución del propio cerebro, que permitió que tengamos más posibilidades expresivas, básicamente porque somos seres sociales y cooperativos y necesitamos esas características”. 

En este sentido, “si nuestro cráneo continúa evolucionando, lo previsible sería que continuase con esa juvenilización en las proporciones craneales, lo que llevaría a una cara más reducida, con órbitas oculares proporcionalmente mayores, un mentón de menores dimensiones y una bóveda craneal más globular y desarrollada”, acotó Paul Palmqvist, catedrático de Paleontología del Departamento de Ecología y Geología, de la Universidad de Málaga.





La reducción de la mandíbula “cambiará el aspecto, en unos más y en otros menos, lo que contribuirá a una mayor variabilidad entre los humanos y, de ese modo, a más posibilidades de individualización”, esto según Antonio Rosas, profesor e investigador del Departamento de Paleobiología del Museo Natural de Ciencias de Madrid.

Después de todos estos cambios, es posible que el rostro humano se asemeje un poco más al de los alienígenas grises, con grandes ojos y un cerebro agrandado en forma de bombillo que retendrá mucha más información y nos hará más inteligentes.

Comentarios

comentarios