article-thumb
   

Olían a “dinero de Chávez”: Nuevos detalles de las empresas de Claudia Díaz y Adrían Velásquez

El Cooperante | 24 junio, 2018

Caracas.- Fue en 2016 cuando se conoció producto de los Panamá Papers la corrupción que rodeaba a Claudia Díaz y Adrián Velásquez, enfermera y escolta del fallecido presidente Hugo Chávez. Ahora se desvelan más detalles del caso.

Lea también: El millonario “refugio” de Rafael Reiter, el exjefe de seguridad de la Pdvsa de Ramírez

En abril de 2013 la pareja creó sociedades ‘offshore’ en las Islas Seychelles y Panamá para supuestamente poner a salvo el patrimonio acumulado al calor del chavismo. La empresa de Seychelles, Bleckner Associates Limited,   poseía una cuenta en la entidad de banca privada suiza Banca della Svizzera Italiana (BSI).   Según nueva información aportada por los Panamá Papers,  el bufete de Ginebra intermediario entre Mossack Fonseca y Bleckner Associates, V3 Capital Partners LLC, solicitó finiquitar esa sociedad a los pocos días de que se publicara el escándalo de corrupción en 2016. De igual modo, la Unidad de Inteligencia Financiera (FIU) de Seychelles abría a Bleckner Associates un “informe de operaciones sospechosas”, una investigación que suelen abrir las autoridades fiscales para detectar actividades ilícitas o que puedan contar entre sus beneficiarios o accionistas con políticos, criminales o evasores de impuestos.

Esa investigación por “operaciones sospechosas” era enviada por la FIU a Mossack Fonseca a mediados de abril de 2016. Josette Roquebert, del departamento de Creación de Sociedades del despacho panameño, reclamó que  la carga de la prueba la ponga la FIU en ellos y no en el banco donde está depositado el dinero de la pareja, refiere El Confidencial.

Directivos del propio despacho Mossack Fonseca renunciaron a representar en su sede de Seychelles a la sociedad de la que eran beneficiarios  Velásquez y su hermano Josmel José. Las comunicaciones internas del bufete señalaban que tenían que salir de cualquier relación con Bleckner Associates porque los fondos de la cuenta suiza asociada a esa sociedad olían “a dinero de Chávez”.


Esta nueva información se conoció por la  filtración de documentos internos de Mossack Fonseca que ofrece una visión privilegiada de cómo ese bufete panameño y los profesionales con los que hacía negocios se comunicaron antes, durante y después de la publicación de la investigación periodística.

Comentarios

comentarios