article-thumb
   

Luis Oliveros: Decreto Económico es una trampa del Gobierno de Nicolás Maduro

El Cooperante

El Cooperante.- La emergencia económica declarada por el gobierno venezolano busca extender a la oposición el costo político de la crisis, cuya solución, según analistas, no se vislumbra con las medidas anunciadas que acentúan el control estatal sobre una economía postrada.

Sumado al nuevo gabinete económico de izquierda radical, el decreto de emergencia es “una trampa del gobierno de Nicolás Maduro para compartir los costos políticos con la oposición y tomar algunas medidas como aumentar la gasolina”, dijo el economista y profesor universitario Luis Oliveros.

Para el analista, si el nuevo Parlamento de mayoría opositora no apoya la declaratoria daría argumentos al Ejecutivo para endilgarle responsabilidad en la crisis, pero si la respalda se liberaría de parte del peso.

Aunque ha dicho que la crisis “no es superable con este gobierno”, el presidente legislativo Henry Ramos Allup afirmó que la oposición estudiará el decreto de emergencia, pero no precisó si será sometido a discusión en la sesión del martes.

El decreto del gobierno argumenta que una “guerra económica” inducida por empresarios, afecta el acceso a bienes y servicios para generar malestar entre los venezolanos y romper el “hilo constitucional”.

En razón de ello, el gobierno podrá disponer de bienes del sector privado para garantizar el abastecimiento de productos básicos y fijar límites al ingreso y salida de moneda local en efectivo, a la par de crear instancias para reactivar una una economía que se contrajo 4,5% de enero a septiembre de 2015.

Pero entre economistas abunda la percepción de que el gobierno chavista acentuará su modelo centralista pese a los preocupantes indicadores: déficit público de casi 20% del PIB, escasez superior a dos tercios de los productos básicos, inflación anualizada de 141,5% a septiembre (oficial), pagos de deuda por casi 11.000 millones de dólares en 2016.

Comentarios

comentarios