article-thumb
   

ONG denuncia que gestión de Iris Varela registra más de 1800 muertos en las cárceles

El Cooperante | 5 septiembre, 2018

Caracas.- A siete años de la creación del ministerio de Servicios Penitenciarios, la organización Una Ventana a la Libertad publicó este martes un informe donde evalúa la situación en las cárceles venezolanas bajo la administración de la ministra Iris Varela.

Lea también – Requesens fue obligado a colocarse ropa interior sucia, denuncia su abogado

“A pesar de sus promocionados intentos de combatir la criminalidad, corrupción y pranato, (Iris Varela) asentó las bases de cada uno a cambio de lograr un supuesto orden que diera una imagen ficticia ante la opinión pública. Por lo cual, el resultado, además de la debacle que vive el sistema carcelario, convalida, desde el propio gobierno, la figura de estos líderes negativos”, refleja el informe.

Según la ONG que defiende los derechos humanos de los presos, la gestión del ministerio de Servicios Penitenciarios reforzó lo que en la administración anterior parecía una política de Estado, como es la figura del “pranato”. “A pesar de la disminución del número de muertos por violencia, esto se debe a un supuesto trato que al parecer hizo la ministra con quienes realmente llevan el control de los recintos carcelarios”, reveló el informe.

De acuerdo al escrito, en el primer año del Ministerio de Servicios Penitenciarios (2011) se registraron al menos 1.700 muertos en las cárceles del país, mientras que 2017 la cifra cayó a 263. No obstante, la gestión de Varela en el cargo se ha registrado más de 1.800 muertes, reseñó el medio Tal Cual.


Lea también – Habitantes de Altagracia de Orituco protestaron por elevado costo de las cajas CLAP

La ONG, resaltó que el hacinamiento y el ocio “son los detonantes para la violencia y la criminalidad que hoy impera en los centros de reclusión”. En este sentido, la ministra “no titubea en asegurar que el sistema carcelario en Venezuela puede ser modelo para otros países”, de acuerdo a una entrevista publicada por Una Ventana a la Libertad.

Comentarios

comentarios