Connect with us

Destacados

ONU pide a Israel y Palestina negociar para crear dos Estados con capital en Jerusalén

Hamás ha enviado al menos 2000 cohetes contra Israel en los últimos días

Publicado

/

Caracas.- El secretario general de la ONU, António Guterres dijo este domingo que debe cesar la violencia entre Israel y el grupo extremista Hamás, que ha dejado más de 800 heridos en los últimos días.

Lea también: Yihad Islámica Palestina advierte que tiene “más sorpresas que aturdirán al enemigo”

En un mensaje publicado en Twitter, Guterres pidió "alto al fuego" a los palestinos e israelíes calificando sus acciones como "absolutamente atroces".

"Los cohetes y morteros, por un lado, y los bombardeos aéreos y fuego de artillería, por otro, deben cesar".

Para Guterres, la violencia actual en Gaza e Israel perpetúa "los ciclos de muerte, destrucción y desesperación, empujando al horizonte cualquier esperanza de coexistencia y paz".

El máximo representante de las Naciones Unidas explicó que el organismo que preside "está involucrando activamente a todas las partes para lograr un alto el fuego inmediato.

También dijo que las hostilidades han obligado a miles de palestinos a "abandonar sus hogares en Gaza y refugiarse en escuelas, mezquitas y otros lugares con acceso limitado al agua, alimentos, higiene o servicios sanitarios", mientras que los civiles israelíes "viven atemorizados por los cohetes lanzados desde Gaza".

Advertisement

"Estoy aterrado por el ataque contra un campo de refugiados en Gaza en el que murieron diez miembros de una familia. Hay que proteger las instalaciones humanitarias".

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) atacaron el sábado más de 90 objetivos en la Franja de Gaza, incluidas casas de líderes de alto rango de Hamás.

Entre los objetivos atacados figura la vivienda del líder de Hamás en la Franja de Gaza, Yahya Sinwar y la de su hermano Muhammad Sinwar, quien está a cargo del suministro y la mano de obra del movimiento en la ciudad Jan Yunis, indican las FDI, que adjuntan un video del presunto ataque y explican que las casas eran una importante "infraestructura terrorista".

Hamás y el movimiento la Yihad Islámica han reconocido la muerte de al menos 20 combatientes, desde que el lunes se desató la espiral de violencia, mientras que Israel asegura que el número real es mucho mayor.

En los últimos días, grupos palestinos enviaron al menos 2000 cohetes contra Israel, pero la mayoría fueron interceptados y advertidos por sirenas de alarma.





Advertisement

Tendencias