article-thumb
   

#OpiniónEC: “Carta abierta de un estudiante a Nicolás Maduro”, por Alejandro Conejero

Christhian Colina

Alejandro Conejero.- Hola, señor presidente. Ante todo reciba un cordial saludo. Le escribe Alejandro Conejero, estudiante de Urbanismo de la Universidad Simón Bolívar. Espero mediante esta carta hacerle llegar algo que considero un importantísimo mensaje.

En los últimos años, estos de su mandato, hemos presenciado las consecuencias de una terrible administración pública. Y no me refiero precisamente a la suya, sino también a la del expresidente Hugo Chávez, quien despilfarró los fondos de la nación y los regaló a intereses foráneos. Por ello, Venezuela hoy vive la mayor crisis política, social, económica, e institucional de su historia; parece que hemos vuelto a la época preindustrial y premoderna, señor presidente, esa de un país palúdico y lleno de malaria.

La escasez de los alimentos cada vez se acerca más al oscuro barranco del hambre, la crisis de las medicinas ha convertido a nuestros hospitales en iglesias, porque el único remedio que nos queda es la fe, la inseguridad se ha transformado en un depredador que no tolera al ciudadano, y que por eso, lo asesina. Nuestro país, señor presidente, se ha vuelto un océano de infortunio, donde los jóvenes, no tenemos ninguna oportunidad de superarnos, no importa cuanto nos esforcemos.

Aprovecharé el momento para contarle una anécdota, señor presidente. Hace unos días, un compañero de la Simón Bolívar, me comentó que tuvo que dejar de comer, para poder comprarse sus guías de estudio, ya que el dinero no le alcanza para comer y estudiar. Por cierto, este mismo amigo mío, es el que ha tenido que dejar de cenar, por el simple hecho de que el comedor estudiantil dejó de funcionar por falta de presupuesto, presupuesto que debe asignar usted, señor presidente.

Del mismo modo, las personas de la tercera edad han tenido que vivir insufribles momentos en sus últimos años de vida, la escasez de medicinas, como le decía, señor presidente, lo único bueno que ha traído, es el arraigo de la fe católica en nuestro pueblo, ya no nos queda otra opción que acudir a la voluntad de Dios.

También, señor presidente, no hace mucho que atracaron a un compañero. Le quitaron todo, lo golpearon, y lo dejaron tirado en una calle abandonada. Cuando fuimos a denunciarlo en el módulo de policía, los funcionarios no dijeron que nos armásemos, y linchásemos a los tipos, que era una orden del Ministerio de Interior y Justicia la de que los ciudadanos, fuésemos quienes castigásemos a los delincuentes, ese que pertenece a su gabinete, y usted dirige, señor presidente.

Lamentablemente, y lo digo desde lo más sincero de mi corazón, usted señor presidente, ha demostrado ser negligente en el desempeño de sus funciones. No ha podido resolver esta crisis, heredada sí, pero suya también. Ha cambiado a sus ministros. El único que no ha cambiado hasta ahora es usted. Es por esto que me veo en la obligación, como buen ciudadano, de decirle lo siguiente: los más honorable y responsable que puede hacer usted en este momento, señor presidente Nicolás Maduro, es renunciar a su cargo, y llamar a elecciones presidenciales en treinta (30) días.

Es lo más responsable porque el país lo pide a gritos. Su negligencia, demostrada en la desgraciada crisis que sufre nuestro país y su resistencia a corregir el rumbo de su gobierno, son las principales trabas para un pueblo que necesita salir de esta crisis y reconstruir una Venezuela próspera. Renuncie señor presidente, el país entero, incluyéndome, se lo agradecerá. Pasará a la historia como un venezolano que rectificó, que escuchó a su pueblo, y responsablemente dimitió a su cargo, para dar paso a un nuevo presidente, que deberá lidiar con esta crisis, y navegar un gobierno de reconciliación nacional.

Espero logre leer esta carta, y me escuche. Si usted renuncia, señor presidente, le garantizó que tendrá el reconocimiento de muchos venezolanos, a ese acto que muchos piden, pero pocos reconocemos la valentía que implica. Sea valiente, y será un símbolo inmediato de respeto, honor y responsabilidad. Renuncie.

@ConejeroC

Comentarios

comentarios