article-thumb
   

Oposición antepondrá en negociación diferir presidenciales para decidir participación

El Cooperante | 28 enero, 2018

Caracas, 28 de enero (EFE).- La oposición venezolana pidió postergar las elecciones presidenciales, que se celebrarán a más tardar el 30 de abril, antes de comunicar su decisión de participar o no en estos comicios, y en víspera de la reanudación del diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro en República Dominicana.

Lea también: Gobierno y oposición vuelven a verse las caras en mesa de diálogo en Dominicana

El presidente del Parlamento venezolano, Omar Barboza, dijo este domingo que la oposición “está analizando” la posibilidad de participar en el proceso electoral que por decreto de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se hará en menos de 100 días y no a finales de año como generalmente ocurre en el país.





Dijo que aunque en la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aún no hay consenso sobre participar o no en las presidenciales, sí lo hay en cuanto a la necesidad de obtener garantías de “transparencia” en esos comicios y de postergar su celebración al menos por unas semanas.

Para “así decidir luego si participar o no”, aseveró Barboza y señaló que hay gestiones para “reconstruir” la unidad opositora, al tiempo que las formaciones que integran la MUD “están coincidiendo mucho en salir unidos a buscar el cambio político”.


Posiblemente se llegue a un consenso para llevar un candidato único. Un buen sector de la MUD está promoviendo la posibilidad de un consenso”, adelantó el diputado sin dejar de rechazar la convocatoria de las presidenciales por parte de la ANC, un órgano no reconocido por la oposición y numerosos gobiernos.

Le puede interesar: Juan José Mendoza, el magistrado detrás de la ponencia contra la tarjeta de la MUD

El antichavismo pide también que en las presidenciales no haya ventajas de propaganda para el oficialismo, la renovación de las autoridades electorales, observación internacional a los comicios y que se levanten las inhabilitaciones a sus dirigentes.

Estas exigencias serán llevadas a la mesa de diálogo que la oposición mantiene desde diciembre con el Gobierno en Santo Domingo, y que se reanudará mañana. “Dentro de las gestiones que se hagan se planteará ampliar la fecha de las elecciones, que se tenga más tiempo para prepararlas y sobre todo que haya garantías de que el elector pueda votar libremente y no tenga dudas que la MUD va a salir unida con un solo candidato”, explicó Barboza.

Foto: EFE.

La oposición volverá al diálogo sin el apoyo de Voluntad Popular (VP), el partido de Leopoldo López que optó por abandonar las conversaciones tras el adelanto de las presidenciales y el proceso obligatorio de validación de formaciones que también decretó la Constituyente.

En este sentido, los partidos Acción Democrática y Primero Justicia, dos de los miembros más grandes de la MUD, siguieron este domingo por segundo día consecutivo sumando apoyos para mantenerse vigentes de cara a las presidenciales y no quedar deslegitimados como ocurrirá con VP, que decidió no someterse al proceso de validación.

Lea también: ¿Maniobra? El sustituto en la silla vacía de Tibisay ante su ausencia en el CNE

El diálogo político venezolano se reanudará sin el acompañamiento del canciller mexicano, Luis Videgaray, que tras comunicarse el adelanto de las presidenciales anunció su retiro del proceso pues, dijo, se había golpeado “la esencia” de lo conversado en la mesa.

Asimismo, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, dijo que su país evaluaría su permanencia en este proceso al tiempo que ratificó la condena del Grupo de Lima, que agrupa a 14 países de América, al adelanto en Venezuela de las elecciones, que no reconocerán según adelantaron los miembros del bloque.

Hasta ahora solo está garantizado el acompañamiento de los cancilleres de Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas; tres países invitados por el Gobierno y que mantienen vínculos comerciales y políticos con el chavismo.

La oposición espera que el diálogo sirva también para el ingreso de alimentos y medicinas que escasean en Venezuela y para que les sean restituidas todas las competencias al Parlamento, de mayoría contraria al Gobierno. El oficialismo, por su parte, exige el reconocimiento de la Constituyente y el levantamiento de las sanciones económicas impuestas contra altos funcionarios.

Al respecto, Barboza argumentó hoy que la MUD no tiene el poder de aplicar sanciones internacionales ni de revocarlas, pero aseguró que desde la oposición no se están promoviendo sanciones contra Venezuela.

Comentarios

comentarios