article-thumb
   

Oposición desafió al CNE y rompió en redes sociales el cerco mediático el 6D

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- El diputado electo Henry Ramos Allup había advertido que si el Consejo Nacional Electoral (CNE) se demoraba en ofrecer el primer boletín, la oposición haría uso de los mecanismos que tuviera al alcance para adelantarlos con el fin de evitar un posible fraude, y así ocurrió.

Desafiando la normativa del Poder Electoral, que prohíbe divulgar cifras extraoficiales, dirigente de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) como Lilian Tintori, Henrique Capriles y Julio Montoya, entre otros, decidieron no esperar sorpresas y difundieron los números que manejaban a través de las redes sociales.

“Son más de 100”, decía la esposa de Leopoldo López en un vídeo que publicó en Facebook unas dos horas antes de que el CNE ofreciera los resultados oficiales. Con mayor exactitud, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, exhortó primero al presidente Nicolás Maduro a aceptar los resultados a través de Twiter, adelantando que se habían alcanzado los resultados esperados con una tendencia irreversible, hasta que no se aguantó más y soltó “estamos esperando por estos #113”, utilizando además una etiqueta para posicionar el eventual resultado.

También el diputado Freddy Guevara, con algo de humor y cautela, dijo en Twitter mientras se esperaban los resultados “¿cachi-chen? Parece que más de chen”, recordando un conocido comercial de televisión; mientras que el diputado Julio Montoya iba publicando en su cuenta los números que iba recibiendo de centros electorales del estado Apure.

Pero más allá de la desobediencia a la normativa que insistía el CNE debía respetarse, resalta el hecho de que dada la veracidad de los resultados que los dirigentes opositores estaban adelantando y quizás la enorme brecha que desde tempranas horas era irreversible, ningún rector del ente comicial salió a anunciar sanciones, como sí ha ocurrido en otros procesos electorales, logrando romper solo con las redes sociales el cerco mediático de un Gobierno que tenía el control de casi todos los medios tradicionales.

 

 

Comentarios

comentarios