article-thumb
   

Oposición supera el impasse y fija su objetivos en las parlamentarias

Christhian Colina

Christhian Colina.- La convocatoria realizada por Leopoldo López desde el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde para realizar una marcha, más allá de convertirse en una oportunidad de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que le permitiera demostrar su capacidad de movilización en un año considerado vital por celebrarse las elecciones parlamentarias, se convirtió en el origen de una polémica que dividió a los opositores entre alineados y rebeldes.

A juicio de la politóloga Ruth Guerrero, “es un error de Leopoldo López haber convocado a la calle, en este momento cuando las personas están pensando otra cosa, que es estar preocupados por el alto costo de la vida, la inflación, la inseguridad”, hecho que habría sido considerado por la MUD al momento de redactar un comunicado, que entre algunas ideas señaló que “más que llamar al pueblo a la calle, el deber era acompañar, apoyar, articular y dar organicidad a ese pueblo que ya está en la calle protestando”.

Mientras que desde la acera contraria, Nicmer Evans consideró la polémica opositora como “evidencia de que la oposición venezolana, sigue exactamente en la misma posición en la que estaba antes, de profunda debilidad, división interna, con profundas contradicciones y un conflicto de liderazgos y egos profundos”. La convocatoria respaldada masivamente en las calles rompió con el denominado pacto del “huevo frito” suscrito por Acción Democrática y Primero Justicia.

Ambos análisis contrapuestos de una misma polémica solo coinciden en un punto, “la estrategia asumida por la MUD durante estos últimos meses de bajar el nivel declarativo para generar una mayor visibilización de los errores de las políticas de gobierno y a su vez mayor repercusión negativa entre la opinión pública (…) pareciera haber dado mayores resultados, porque las encuestas hablan de una opinión poco favorable a la popularidad del presidente Maduro”, señalo Evans.

Más allá de los dimes y diretes, la actividad convocada por López generó un desafío para la oposición que luego de siete meses sin una marcha masiva en Caracas salió de forma contundente y evidenció el apoyo de lo ciudadanos a las exigencias de fijar la fecha de las elecciones parlamentarias, el fin de la represión y la libertad de los presos políticos.

El lunes queda la molestia de este impasse que confunde a los electores, que confunde a los ciudadanos, esto es lamentablemente el precio que se está pagando. El lunes, ya estamos todos otra vez trabajando con la MUD por las parlamentarias, que es el objetivo que debe venir”, señaló Ruth Guerrero.

Comentarios

comentarios