Orlando Viera-Blanco: Otra cosa, presidente

Admin

Orlando Viera-Blanco.- La Memoria y Cuenta de Nicolás Maduro hubiese pasado sin pena ni gloria, sin la intervención del Dip. Henry Ramos Allup, Presidente de la AN. No había sucedido-ni con Chávez ni Maduro-que algún actor político de oposición, le recitara por 40 Minutos en Cadena Nacional, al gobierno, al país y al mundo, lo que por tres lustros ha ocurrido en una Venezuela depauperada, que el gobierno se empeña en no querer ver o querer ocultar. El efecto: demoledor.

Comenzó el Diputado Carabobeño de sangre mora, aclarando el trillado asunto de la imagen de Bolívar. A la par de ilustrar al país la razón por la cual se prefirió el autorretrato del Libertador (lo cual es inobjetable), el parlamentario demostró una determinación-por cierto clásica-cual Juan Donoso Cortés (Diputado de Cádiz 1843), apelando a un estilo parlamentarismo de altura, precisa verbalización y sucinta preclaridad, con el que le estampó al  estamento militar y al chavismo en pleno, “que esa versión amulatada de Bolívar, no es la imagen que tenemos los Venezolanos de nuestro Libertador”. Así de claro. Así de simple. Así de atento y de cordial.

Comenzaba una ‘liturgia política” tanto por elocuente como por castiza, por la forma puntual, descriptiva y bien elegida, de improvisar y discernir los aspectos y problemas modulares que han anclado a la mentada revolución,  tanto más en mitos que en gestión. Con la mismo desenfado como  en 1843, el citado Diputado Español Juan donoso Cortes, intentó desenmascarar  los caminos igualitarios de las febriles improntas revolucionarias dejadas por el Duque de Orleans y Robespierre con sus Comités guillotines de salud, (ver famoso discurso de JDC sobre la Dictadura del Sable, “En Defensa de las Dictaduras“), el Diputado de AD, haciendo uso de una “palomita del protocolo”, se plantó con el mismo  desafío y enrostro.  Y aunque Donoso en su momento contó con más cuartillas y preparación, Ramos Allup con buena memoria, escuela adeca, dominio de lo oportuno, lo escénico y lo semántico, desnudó de forma implacable, el recurrentescript de los rojos.

Así,  lo que hasta ese momento podríamos llamar, la toma del hemiciclo por las autoridades de Casa Militar, mismas que confinaron a periodistas y enconaron invitados privilegiados; mismas que  eligieron barra y decidieron que tomas audiovisuales  hacer del recinto (cortando cabeza a todo lo que luciera oposición),  de pronto se ve desplomado cuando con la intervención de Ramos, se produce un desencadenamiento mediático, ocupacional y discursivo, que tomó por desconcierto a Maduro, a la bancada de la patria, sus invitados y rechifles.

Otra cosa Presidente“, repetía Ramos Allup, replicando la larga lista de falsos positivos de la memoria y cuenta de Maduro, que el parlamentario se encargó de desmitificar (…) Otra cosa Presidente, “los únicos dos poderes que tienen legitimidad de origen en el sufragio popular son el Ejecutivo y el Legislativo (…) Los otros poderes, son derivados y sujetos a control por la AN. No por capricho, sino por disposición constitucional”. Otra cosa Presidente: “venimos a esta Asamblea a ejercer nuestras atribuciones de manera independiente, para legislar, controlar y vigilar los poderes públicos, libremente”. Otra cosa Presidente: “por primera vez en 17 años de este régimen, se llama a diálogo” (…) Otra cosa Presidente: en estos 17 años hemos estado sometidos a un modelo económico que no ha funcionado, y que ha estado adornado de nominalismos: !Plan A, Plan B, Plan de la Patria (…) Y las consecuencias económicas son trágicas (…) Quien puede querer que sigan las colas, la inseguridad, la deficiencia de los poderes públicos (…)”

Otra cosa Presidente: “la exhumación de Bolívar fue reconocida por la Academia Nacional de la Historia, como una profanación”. Otra cosa Presidente, “este recinto no es para imágenes de Presidentes o ex Presidentes de ninguna tendencia política”. Ni de Chávez, ni de Maduro. Ni de AD ni de COPEI. Este hemiciclo es para tener la efigie del Libertador de Gil de Castro (a quien Bolívar le reconoció su mejor retrato), el Himno, El Escudo, La Bandera nacional y punto.”

Otra cosa Presidente: “La Ley de amnistía y reconciliación nacional” (el ponente advierte a la audiencia que los griticos no lo desbalancean. Que tiene kilometraje y que no se angustien, que va a decir lo que tiene que decir. De lo contrario pónganse los tapones, consuman Moringa o retírense).  “Aquí hubo 43 muertos, pero quien dice que fueron por causa de la oposición-sic-Aquí hubo represión de las fuerzas policiales y militares del gobierno.

Otra cosa Presidente: “Aquí hay presos políticos y exiliados por razones políticas ¡porque si los hay Presidente! Otra cosa Presidente: (vuelve  alertar el deponente,  acostúmbrense a escuchar comentarios sobre los hombres públicos) “Chávez hizo muchas viviendas, pero quedó rezagado en aspectos formales que el proyecto Borges intenta subsanar”.

Otra cosa Presidente: “El dialogo debe ser por la paz. Pero no la paz de los romanos, de los sepulcros o de los cementerios. Paz de verdad, paz para todos (…). ”Otra cosa Presidente:  “Usted heredó una situación, la cola de un proceso, por cierto la botija vacía. Pero hay que ver lo que significa haber administrado la bicoca de 1.5 millones de millones de dólares mas la renta interna”. Otra cosa Presidente: “El precio del dólar no lo fija una página, sino el mercado…Si importamos el 70% de lo que comemos y el Estado no tiene dólares, pues el comprador pagará por ese dólar escaso, lo que esté dispuesto a pagar, y el vendedor  cobrará por lo que está dispuesto a venderlo. Otra cosa Presidente : “Déjeme en cadena nacional, porque en los medios del Estado, todo es oficial, sin derecho a réplica por cierto. Pero no importa. Yo aguanto”.

Otra cosa Presidente: “Revisemos las expropiaciones de edificios, de inmuebles, fábricas, industrias,  fincas, todo lo que está en manos del Estado. Veamos su situación. Ahí están las cifras que Fedecámaras, Agroindustria, no se atreven a publicar-sic- Y vean ustedes en qué estado están (…) Cuentas claras, chocolate espeso”.  Otra cosa Presidente: “por las empresas básicas de Guayana ¡pasó Terminator! El Estado pierde 1800$ por cada tonelada de Alúmina que procesa. !Hagan el diagnóstico  y revisen con sinceridad esas cuentas! Constríñanse como los buenos cristianos; confesión de los pecados, confesión de corazón y propósito de enmienda. Otra cosa Presidente: “Usted habla de las viviendas que ha construido su gobierno (…) ¡Presidente ese no es un urbanismo suyo! Ese es un proyecto de todos los Venezolanos”.

Otra cosa Presidente: “La moneda”. Según la definición muy simple del liberal  John Lock, la moneda es una cosa durable que los hombres deben mantener sin arruinarla (…) ¡Allá estoy viendo a Merentes!. Pues miren: sucumbir a la tentación de tener más bolívares con los mismos dólares, es tener más bolívares con menos valor. Son consecuencias  económicas de decisiones políticas (…) Hoy más vale la tinta y la impresión de un billete de 100Bs, que su valor nominal”.  Otra cosa Presidente:  “Yo no tengo complejo en reconocer al voto castigo. Cuando el gobierno lo hace bien, gana votos y cuando lo hace mal, los pierde. Son consecuencias lógicas de gestión. Entonces el gobierno tiene que rectificar”.

Otra cosa Presidente: “Dicen que ganó la contrarrevolución o perdió la revolución. Pero es que las revoluciones tienen un ingrediente de nominalismo, ¡verdaderamente patético! (…) Enunciados solemnes que se estrellan en la realidad. Por cierto Presidente, yo recuerdo el primer enunciado solemne aquel que se llamó, “Plan Bolívar 2000″. Ese plan Bolívar 2000 fue aterrador-sic-y algún día tendrá que investigarse (…)”.

Otra cosa Presidente: “El diálogo aquí es noticia por excepcional (…) Tengamos un diálogo permanente. Otra cosa Presidente: “Celebro que haya designado a Aristóbulo como Vice Presidente, pero no lo digo mucho por temor a quemarlo. Otra cosa Presidente:“Discutamos el decreto Presidencial de emergencia y para terminar [y no por último menos importante] (…) no sé por qué extraña razón cada vez que alguien alude al tema militar, lo hace con temor. Les da grima. 

Para nosotros la definición de lo que debe ser la FFAA es lo que está en la constitución. Una FFAA, sin apellido. Lo que yo leo en la CN es FAN.  Unas FFAA que no pueden ser políticas, no pueden ser deliberantes o estar sometidas a parcialidad política (…) Y definitivamente y esto es terminante: ¡El militar activo que quiera hacer político que cuelgue el uniforme  y vaya a hacer política.! Porque el civil no puede deliberar con un hombre uniformado, con un hombre armado, porque no son los militares, de cual y tal país o de tal o cual partido! (…) !Son los militares suyos, son los militares míos, son los militares de todo un país!  Y lo que estoy diciendo-agregó con autoridad y firmeza viendo de frente a Padrino López, “lo digo aunque a algunos oídos desentonen, Señor General”! 

Otra cosa Presidente: “Nosotros no somos hombres de golpe de estado, porque nosotros no somos tan tontos para creer que si dan un golpe de Estado,  porque tienen ellos (los militares) aviones, cañones y fusiles, es para ir después a ponerle la banda a un civil. No hay golpes buenos. Todos los golpes son malos (…) No debemos apostar sino a soluciones civiles. No despertemos demonios. No despertemos espíritus recónditos, porque de repente, salta la liebre  (…) Otra cosa Presidente: “Si podemos conseguir puntos de coincidencia para salir de este atolladero, no somos nosotros quienes vamos a negarnos a discutirlo (…) Gracias por venir al Palacio Federal Legislativo Presidente Maduro Moros (…)” Fin de la cita.

Todo lo que pudo haber agregado Henry Ramos Allup sobre temas no tratados como inseguridad y escasez, no hubiese hecho diferencia. Igual quedo expresado.  Lo que ha habido en Venezuela es un tapaboca impenitente e infinito, que ha impedido un debate abierto e institucional sobre el desmadre país.  Los gazapos del gobierno-que ellos mismo reconocen-solo se han evaluado en un estridente monólogo.

Parafraseando a Cortes, tal como en la revolución francesa, los tres grandes postulados de igualdad, fraternidad y solidaridad  justificaron las más cruentas decapitaciones de inocentes en plazas públicas, bajo la conjura de justicia popular y soberana“, con el mismo juego de palabras.  Ramos Allup les recordó  a los ilustres revolucionarios en el hemiciclo que bajo sus efigies, lemas y solemnidades nominativas, se hipotecó al Estado de quimeras, se han convertido las FFAA, en vigilantes de una parcialidad política, que rinde culto a HCHF; se ha criminalizado toda disidencia; se ha utilizado el concepto de pueblo, para dilapidar ingresos que jamás el pueblo volverá ver en décadas; se han convertido los Poderes Públicos, en poderes de propaganda, y administran el Estado Venezolano como un fundo personal. Todo alcanzó decirse en esa muletilla “Otra cosa Presidente“.

Yo agregaría “otra cosa Maduro”: Gracias por haber escuchado espartanamente, el discurso de Ramos Allup. Porque no fue un clamor del Presidente de la AN. Es un grito desesperado del 90% de la población, que  ya habló con papeletas el 6D-15, y ahora replicó el 15E-2016 (…) Ramos Allup salvó la encelada de la que fue objeto el Palacio federal Legislativo, incluyendo periodistas, diputados de oposición y público en general.  Un discurso donde pareciera que el favorecido fue únicamente Ramos Allup y la bancada que representa. Pero a mi juicio, donde el Gobierno de Maduro, aunque puesto al desnudo, también demostró una estoica paciencia, escuchando lo que poco o nada han estado acostumbrados a escuchar, de viva voz, cara a cara, con el país de fondo y de testigo.

Un momento histórico sin duda. Un momento  ‘celebro-debutante’ para Ramos Allup. Como aquel “por ahora de Chávez”, como aquel “mar de fondo” de Caldera, o “el congreso chimbo de Aristóbulo”, que catapultaron a dos de ellos a la Presidencia de la República, y a Isturiz a la Alcaldía de Caracas y a donde está hoy   ¿Dónde terminará Henry Ramos? La historia lo dirá. Y a juzgar de cómo ha sido la nuestra-intensa, espasmódica y trepidante ¡lo dirá pronto!

Comentarios

comentarios