article-thumb
   

Osmel Sousa desmiente ser un proxeneta y apuesta a un nuevo reality show de belleza

El Cooperante | 25 junio, 2018

Caracas.- “Hola a todos, mi nombre es Osmel Sousa, porque mucha gente no lo sabe. Quiero presentarme”, de esta manera, el hombre que presidió la Organización Miss Venezuela durante 37 años rompió el silencio para conversar con los medios de comunicación venezolanos (y algunos internacionales) sobre El Concurso, competencia que anunció el 8 de junio, pero también para aclarar los rumores sobre su salida de la Quinta Rosada y los señalamientos de una supuesta red de prostitución.

Lea también: La sensual modelo venezolana que conquistó al empresario Gianluca Vacchi (+Fotos)

En medio de aplausos y ovaciones, y sentado en su trono, abrió un gran libro donde reposaban algunos detalles de lo que será un reality show de 14 episodios y que, tal como prometió, cambiará la visión sobre los concursos de belleza que se hacen dentro y fuera de Venezuela.

Aunque siempre me ha gustado estar rodeado de mi gente querida, mi gente de confianza, ya son demasiados años en esto como para obviar que en la industria hay muchas caras nuevas. Así que nunca está de más recordar las cosas importantes. Mi nombre es Osmel Sousa y llevo muchas décadas haciendo de la belleza uno de los orgullos más grandes de Venezuela desde mucho antes que se pusiera de moda aquello de la ‘marca país’, antes que el mundo reconociera nuestro cacao y nuestros rones e incluso antes de la nacionalización del petróleo, la belleza era un territorio conquistado ya por Venezuela”, observó el hacedor de reinas.

“Mi nombre es Osmel Sousa y sé quién soy, sé de lo que estoy hecho. Junto a mi equipo, hemos logrado aquello que parecía imposible y ahora somos inalcanzables”, repitió.


Calificó de fantasías los comentarios negativos sobre El Concurso, por lo que quiso despejar las dudas. “El Concurso develará finalmente mi fórmula mágica. Al fin, todas las personas que se han esforzado durante décadas en investigarla, en infiltrarse y conocer cómo un tal Osmel Sousa convierte una mujer en reina de belleza internacional: trabajo y mucho trabajo, y El Concurso le da dará a conocer en qué consiste todo (…) Hemos ideado un certamen que revolucionará la manera de entender los certámenes de belleza, el rol de nuestras mujeres en la sociedad y, lo más importante, todo ese esfuerzo y el enorme trabajo que hay detrás de estas niñas de representar a su país en el mundo (…) Hemos creado una Productora Nacional Independiente (PNI). Nuestros aliados, que es un departamento de ventas importantísimo que va a empezar ya, de una vez, para tratar de traer a las empresas más importante del país”, agregó.

Sobre los señalamientos de una presunta red de prostitución que ensució su nombre y moral, pero sobre todo que lo relacionó con los “rojo, rojitos”, sostuvo que ha sido amigo de muchos expresidentes de Venezuela, entre ellos Rafael Caldera, a quien tropezó Alicia Machado, según recordó el cubano. En este sentido, añadió que las ganadoras de hace más de 20 años visitaban el palacio de Miraflores y que es en este Gobierno que tiene menos amigos con poder.

Sobre las franquicias internacionales ya concretadas o a punto de hacerlo, espetó que no es conveniente adelantar detalles, pero sí asomó que la ganadora de la primera edición tendrá la oportunidad de representar a Venezuela en los más grandes escenarios de concursos y otros eventos, asó como para demostrar su talento en distintas áreas.

Será el próximo 15 de agosto cuando suene la claqueta de inicio del reality show que regresará a Osmel Sousa a una posición que, aunque no ha abandonado, sí estuvo un poco abandonada con su salida de la Organización Miss Venezuela.

Aún no se tiene fecha de la gran final, ni el nombre de la banda que lleve la ganadora y mucho menos el canal de señal abierta que emitirá El Concurso, el “Zar de la Belleza” contó que ya está en negociaciones para tal fin. De igual forma, señaló que hay unas primeras conversaciones con Netflix para llevar fuera de nuestras fronteras esta propuesta.

El centro de operaciones del programa será el Hotel Tamanaco Intercontinental y se harán tres filtros que depurará un grupo de 30 chicas hasta quedar con 12. De ahí saldrá la ganadora.

“Mujerones, a mí me gustan los mujerones”, afirmó Sousa sobre las chicas que se den cita en los castings, que se harán por varias regiones de Venezuela bajo su supervisión, a pesar de su estado de salud que lo mantuvo en una cama de clínica capitalina por problemas de colon. “Ya no tengo 20 años, pero tampoco tengo 70. Voy con toda mi energía”, expresó.

En El Concurso se mostrarán también las realidades sociales de las aspirantes, la responsabilidad social y otros asuntos propios de la situación actual de nuestro país.

Además de los conocimientos de pasarela, estilismo y oratoria que adquiera la elegida, también se llevará un premio en metálico.

Prostitución

Osmel Sousa desmintió ser proxeneta y, por el contrario, puntualizó que le crearon una campaña de desprestigio por haber intentado negociar enviar una representante venezolana escogida por él y su equipo al Miss Universo, lejos del auspicio del Miss Venezuela. Sin mencionar nombres ni apellidos, dio a entender que esos chismes salieron de las cúpulas de la Organización que dirigió.

Tras la participación de Keysi Sayago en el certamen de belleza más importante del mundo, donde tuvo una destacada participación (magno evento celebrado en Las Vegas, a donde Sousa tuvo que viajar gracias a sus colaboradores y no con recursos propios de la empresa que presidió), las acciones del “Zar” fueron refutadas, obviadas y criticadas, por lo que siguió el consejo de su amiga Lupita Jones, que hizo lo propio con Televisa: renunciar.

Al salir de la Quinta Rosada, empezaron a sonar con fuerza los rumores que lo acusaban de proxeneta, a los que tiró al cesto de la basura. “Si fuera el caso, tendría aviones, un yate y una mansión”, manifestó.

Aseguró que esa bola empezó a rodar cuando en la Organización Miss Venezuela se conoció de su reunión con los representantes del Miss Universo que, al final, no se concretó porque ya la Quinta había negociado la participación de la actual soberana de la belleza, Sthefany Gutiérrez.

“Me desprestigiaron, pero lo que es del cura va pa’ la iglesia”, adelantó Sousa, al tiempo que mantuvo que no habló con Jaime Bayly como se lo pidió ni desestimó a Ibeyise Pacheco por lo descrito en “Las muñecas de la corona” por otro consejo de otro gran amigo, Julio Iglesias. “Osmel, tú no te muevas”, fueron las palabras del español.

Para finalizar, dijo que su libro biográfico verá luz el próximo mes de octubre y que allí contará todo. “Han invitado a tomar café a mi editor“, comentó, pero nadie ha tenido éxito. El libro aún no tiene nombre.

 

Comentarios

comentarios