article-thumb
   

Padre de David Vallenilla a Nicolás Maduro: Espero que pagues por el asesinato de mi hijo

El Cooperante

Caracas, 8 de febrero.- El padre de David Vallenilla, joven enfermero asesinado frente a la base aérea La Carlota durante las protestas que se registraron contra el gobierno de Nicolás Maduro entre los meses de abril a julio de 2017, dijo en una entrevista ofrecida al medio colombiano Caracol, que hace responsable al presidente venezolano de la muerte de su hijo.

Lea también- CPI abre examen preliminar por crímenes cometidos en protestas en Venezuela





El progenitor de la víctima, David José Vallenilla, celebró el anuncio de la apertura de un Examen Preliminar en la Corte Penal Internacional (CPI), mostrándose esperanzado de que se haga justicia, ante la inoperancia de las autoridades venezolanas.

“Fue un delito en flagrancia del cual todo el mundo fue testigo”, indicó, en referencia a los videos que muestran el momento en que su hijo recibe los impactos de perdigón que acabaron con su vida y que le dieron la vuelta al mundo.

Vallenilla fue asesinado por el sargento primero de la Aviación Militar, Arwi Cleiwi Méndez Terán, quien disparó a quemarropa contra el pecho del joven, que recibió tres impactos en el corazón, los cuales destrozaron sus aurículas y ventrículos causándole la muerte.


Esto ocurrió casi simultáneamente a un encuentro con medios internacionales que tenía Maduro desde el Palacio de Miraflores, en el cual aseguraba que los cuerpos de seguridad tenían prohibido el uso de armas para controlar las manifestaciones, destacando el gran esfuerzo que hacían los funcionarios por combatir las mismas con “agüita y gasesito”.

“Por la responsabilidad de tu gobierno, de tu famoso Plan Zamora que activaste en 2017, asesinaron a mi hijo (…) espero que pagues por eso Nicolás”, expresó, refiriéndose al primer mandatario venezolano del que fue supervisor, cuando ambos trabajaban en el Metro de Caracas.

Vallenilla padre dijo que no responsabilizaba solamente al autor material, sino a las personas que estaban detrás del reprochable hecho, aseverando que los perdigones que asesinaron a su hijo no eran plásticos, sino esferas metálicas “que las ví cuando se las entregaron al Ministerio Público”, señaló.

“Siempre me pregunto porque no le disparó en las piernas (…) pero le perforó su corazón, el hígado, el pulmón y la columna vertebral o sea que la intención era matar”, recordó, aguantando las ganas de llorar.

Para finalizar dejó un mensaje conmovedor. “Hasta que mi cuerpo aguante lucharé por hacer justicia, espero verla con mis  propios ojos, sueño con una Venezuela libre. Ese día (…) lloraré de alegría y de tristeza a la vez”, dijo entre lagrimas el padre de la víctima.

Comentarios

comentarios