Connect with us

Investigación

Pagar promesas al Nazareno: La tradición caraqueña que pega en el bolsillo

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas, 27 de marzo.- Cada año, miles de venezolanos asisten a la procesión del Nazareno de San Pablo, para agradecerle por los milagros cumplidos o para solicitarle uno o varios favores y a cambio pagarle con alguna promesa, una tradición que se lleva a cabo desde el año 1597.

Lea también:  Una tradición religiosa imposible: Para comprar pescado se necesita Bs 1 millón

La tradición caraqueña

De acuerdo con la historia conocida de generación en generación, el pueblo caraqueño se vio afectado por una terrible epidemia de vómito negro, y ante la desesperación del poblado, la venerada imagen del santo se sacó de la capilla de San Pablo, ubicada entonces en el actual teatro Municipal, con el fin de pedir por la sanación de los enfermos. Durante el recorrido, la corona de espinas del Nazareno se enredó en un árbol limonero ocasionando que estos cayeran y quienes lo acompañaban, recogieron los frutos y prepararon limonada para los enfermos, quienes inmediatamente se curaron de sus males.

Desde entonces, cada Miércoles Santo, la imagen del Cristo negro con la cruz a cuestas, es paseada por varios puntos del Centro de Caracas, junto a los feligreses, quienes con túnicas moradas, en honor a la vestimenta del mismo color que lleva la figura, lo acompañan y le ofrecen diversas ofrendas, tal como flores, rosarios, estampas, y también le encienden velones, sin embargo, desde hace un par de años, la típica celebración hace estragos en el bolsillo de quienes lo visitan, y la procesión ha pasado de ser una tradición, a ser un lujo.

Lo que cuesta obsequiarle al Santo

Para llevarle un ofrenda al Nazareno, se debe contar con al menos 200 mil bolívares y si se va a pagar promesa, vestirse con una túnica podría costarle entre Bs. 400 mil y 600 mil dependiendo del lugar en donde adquiera la tela y del costo de la mano de obra.

Le puede interesar: “Apenas un kilo”: Precios del pescado han reducido ventas en 50% en Semana Santa

Un rosario, cuesta entre Bs. 100 mil y 600 mil, mientras que una flor, rosa o margarita, para ofrendarle al santo, se consigue en más de 75 mil bolívares, pese a esto, no son el artículo más caro de la lista, puesto que para comprar un velón, se necesitan al menos Bs. 250 mil, y una vela, Bs. 150 mil. Las famosas estampas con oraciones, tampoco se quedan atrás, y es que para adquirir una, se necesitan Bs. 20 mil.

En 2017, aunque la situación ya era alarmante, es incomparable con la de ahora. Para la temporada pasada, una túnica costaba entre Bs. 10 mil y 30 mil, un rosario entre Bs. 1.500 y 3.000, una estampa religiosa entre Bs. 100 y Bs. 300 y un velón entre 1.300 y 2.000 bolívares.

Advertisement

¿Y la inflación?

En promedio, en 2017 se requerían, como mínimo, Bs. 13 mil para cumplir con la tradición, el equivalente menos de la mitad del sueldo mínimo, que para la fecha era de Bs. 40.638, una cifra que dista por mucho de la que se requiere en la actualidad. Pagar promesa con la túnica y el rosario, ofrendar un velón y una flor, tiene el costo mínimo de Bs. 895 mil, casi el equivalente a tres salarios mínimos.

Lea además: Semana Santa sin hostias: Párrocos se las ingenian para sortear precios de la harina

¿Dejarán los religiosos de ofrendarle al Nazareno, luego de más de 400 años de tradición? Aunque no hay una respuesta unánime para esta pregunta, lo que sí es seguro es que muchos fervientes seguidores del Santo, ya no ofrecerán las emblemáticas ofrendas de antes, puesto que la situación económica no lo permite.



Tendencias