article-thumb
   

Papa Francisco a su amigo homosexual: “En la Iglesia no hay lugar para la homofobia”

Admin

Lohena Reverón.- El Papa Francisco tiene un amigo homosexual. Su nombre es Yayo Grassi, un empresario argentino de 67 años, quien tuvo la oportunidad de reunirse con el Sumo Pontífice junto a su pareja, el pasado 23 de septiembre en la embajada del Vaticano en Washington, Estados Unidos. Fue un encuentro fraterno donde hablaron como los amigos que son, sin más detalles.

Francisco aceptó encontrarse con su compatriota en su visita a la capital estadouniense para “darle un abrazo”. Todo esto, un día antes de que el Papa se reuniera con Kim Davis, la funcionaria de Kentucky que fue encarcelada unos días por negarse a casar a parejas homosexuales. Cuya reunión causó tanta polémica, que algunos aseguraron que el hecho de que se reuniera con Davis empañaba la buena imagen que había dejado el Pontífice. Posteriormente el Vaticano desmintió apoyo a tal postura.

Grassi recuerdó una frase que el Papa le escribió en un email en la que le dijo que “Lo que te puedo garantizar es que no hay lugar para la homofobia en mi trabajo” en su trabajo. Además, cree que en algún momento el pontífice dirá de manera directa que apoya el matrimonio gay. Sobre su reunión con el Papa, en la que también participaron el novio y cuatro amigas, asegura que simplemente fue el encuentro “entre dos amigos que se veían después de mucho tiempo”.

Además, asegura haberlo visto en Roma previamente con su novio -con el que lleva casi dos décadas- por lo que no le sorprendió que aceptara su invitación para encontrarse en Washington: “Insistió en que lo viera, me llamo de Roma para decirme que quería darme un abrazo”.

Comentarios

comentarios