article-thumb
   

“Pasamos la noche asustados”: Sebín allanó casa en Los Teques por atentado a Maduro

El Cooperante | 22 septiembre, 2018

Caracas.- Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) allanaron, en horas de la madrugada de este viernes, una vivienda de la urbanización San Camilo de Los Teques, estado Miranda, en una operación que estaría relacionada con el atentado al presidente Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto en la avenida de Bolívar de Caracas.

Lea también – Detienen a otro presunto implicado en el atentado contra Maduro en la avenida Bolívar

Según reseñó el Diario La Región, los uniformados desplegaron varios drones con los que sobrevolaron la zona y revisaron desde el aire cada casa. “Aprovecharon que el portón de la urbanización estaba dañado y entraron pasadas las 2:00 de la mañana”, narró una fuente del medio.

La persona señaló que los funcionarios aseguraron Los funcionarios ingresaron en una vivienda, ubicada en la recta de la conocida urbanización tequeña, de donde además de una computadora se llevaron detenida a una mujer identificada como Lisbeth Espósito. Antes de practicar la detención, los funcionarios “saltaron muros” para ingresar a varias viviendas provocando terror entre los habitantes, quienes no entendían lo que ocurría.

La mujer tenía a su cuidado tres perros que adoptó, siendo dos propiedad del coronel García Palomo, quien presuntamente está implicado en la operación Armagedón, investigado, desde el mes de mayo de este año, por un supuesto golpe militar que habría sido abortado en 2017, detalló El Pitazo.


Thor y Arpa son los mastines del Coronel García Palomo. Lisbeth Expósito los adoptó. El tercer perro que se llevó el Sebin es un poodle blanco que, según los vecinos, pertenecía a Óscar Pérez. Las mascotas del coronel estuvieron más de un mes encerrados en la quinta del funcionario, en la urbanización Monte Bello de Carrizal, estado Miranda, bajo custodia de efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). No le permitían siquiera les dieran agua o comida.

Espósito cuidaba dos perros más, varios gatos y una guacamaya. Toda su vida ha sido proteccionista de animales y logró tener en resguardo los perros que habían sido maltratados y abandonados en la vivienda del coronel que está en la clandestinidad.

El operativo se extendió por más de cuatro horas, pasamos la noche sin dormir, asustados, sin información clara de lo que estaba pasando”, agregó otra de los residentes quien aseguró que el Sebin se retiró a las 6:00 de la mañana.

 

Comentarios

comentarios