article-thumb
   

Maduro anunció el restablecimiento de relaciones con Panamá: “Pasamos página”

Luis De Jesús | 26 abril, 2018

Caracas, 26 de abril.- La firmeza del presidente Nicolás Maduro no duró mucho y evidenció que la presión de Panamá pudo más que las improvisadas acciones de su Gobierno. Luego de rasgar aún más las relaciones con su homólogo Juan Carlos Varela, el mandatario nacional anunció el restablecimiento bilateral entre ambas naciones.

Lea también: Director de Ecoanalítica cree que dolarización de la economía “no es el mejor camino”

En días pasados ya Maduro asomado su preocupación de quedar aún más aislado y manifestó estar dispuesto a “ceder en lo que fuera” para retomar el intercambio que él mismo había roto. Este jueves, durante una rueda de prensa ofrecida desde el Poliedro de Caracas, Maduro puntualizó que ambos países acordaron los siguientes puntos:





1.- El regreso de los embajadores a las naciones; 2.- Retomar la conectividad aérea en todas las líneas a partir de este viernes; 3.- Conformar una comisión presidida por los Cancilleres, quienes deberán presentar un informe en los próximos 30 días para recibir un informe para solucionar los problemas y asuntos pendientes entre los dos Gobiernos.

Maduro reveló en días pasados que delegados de su gobierno y de Panamá mantuvieron una “reunión secreta” en una isla del Caribe en medio de una fuerte tensión política que existe entre ambos países. Durante una transmisión por Facebook Live, el mandatario nacional mencionó que los delegados no lograron una solución ante las diferencias y acusó al jefe de la delegación panameña de “insultar y mancillar” a los representantes venezolanos y “no quiso” solucionar.


La dolencia del autollamado “hijo de Chávez” se intensificó luego de que la Comisión Nacional contra el Blanqueo de Capitales, un ente adscrito al Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá, elaborara una lista en la que figuran 55 funcionarios “rojos” que deben ser objeto de una “supervisión financiera reforzada”. Esto, en el marco de las medidas aplicadas por ese país en la lucha contra el blanqueo y la financiación del terrorismo.

La respuesta el pasado 5 de abril del Gobierno nacional fue emitir una resolución en la que ordenaron la “inmediata suspensión” por un lapso de 90 días de toda relación económica, comercial y financiera con 22 personas naturales y 46 jurídicas de Panamá como “medida de protección del sistema económico y comercial” de Venezuela.

Días posteriores, el gobierno de Panamá se desquitó y anunció la suspensión de las actividades en el país de las aerolíneas venezolanas, a partir del 25 de abril y por 90 días prorrogables. Todo ello en el marco de una crisis diplomática bilateral que incluye el retiro de los respectivos embajadores.

Una vez más Maduro demostró cómo las acciones internacionales concretadas tienen un impacto en su Gobierno. Sobre todo cuando aspira a ser reelegido como presidente el próximo 20 de mayo y varios países han anunciado que no lo reconocerán porque, alegan, en Venezuela dicho proceso electoral es fraudulento y carece de garantías electorales. Cabe señalar que tanto la Organización de las Naciones Unidas y la Unión Europea se negaron a ser observadores del proceso que se realizará en menos de un mes.

Comentarios

comentarios