article-thumb
   

Pdvsa está en la mira gracias a los narcosobrinos presidenciales, asegura Nelson Bocaranda

Admin

Nelson Bocaranda.- La imputación que el 12 de noviembre de 2015 se llevó a cabo en una fiscalía neoyorquina contra los venezolanos Efraín Eduardo Campo y Franqui Francisco Flores De Freitas y cuya audiencia ante el juez Preet Bahara, o el magistrado designado James L. Cott, será el próximo miércoles 2 de diciembre, tiene todas las probabilidades de aumentar el escándalo al que tanto el gobierno como los medios rojos han tratado de ponerle sordina. La investigación que llevan a cabo desde el día en que fueron trasladados a Nueva York estaría apuntando a todas las relaciones familiares, de negocios o de compromisos “non sanctos” de los sobrinos presidenciales. En la mira la petrolera estatal PDVSA dada la posición de otro primo de la familia Carlos Erick Malpica Flores al frente de la tesorería de la empresa.

Ya aquí en una columna pasada comentamos las presiones que Malpica venía ejerciendo contra la empresa auditora KPMG amenazándola de quitarle el contrato si no le entregaban todas las cuentas, cheques, decisiones y recibos de la administración anterior de PDVSA correspondiente al ejercicio de Rafael Ramírez Carreño. Esta vez las alarmas se prendieron en la sede global de los auditores ante un desliz (¿intencionado?) de los investigadores neoyorquinos que tratan de buscar relaciones en cuentas cruzadas de la petrolera con alguno de los presos en Manhattan. El motivo habría sido, supuestamente, facilitar dinero para movilizar el contrabando ilícito a los Estados Unidos, país además donde PDVSA y el gobierno de Venezuela tienen su filial estadounidense Citgo. KPMG que ha venido de pasar serios inconvenientes al haber sido la auditora de tres firmas o empresas cuestionadas en sus balances como han sido la FIFA, Petrobras y el Banco Espirito Santo no querría verse envuelta en otro escándalo global. Su contrato con la petrolera criolla es hasta 2017…

¿SIN AUDITORES?:

Bolsa de valores

Si llegase a ocurrir la disolución del contrato entre las dos empresas, PDVSA no podría operar en los mercados bursátiles del primer mundo, comenzando por Estados Unidos que inspeccionado por la FED, organismo que legalmente exige de manera obligatoria a toda empresa que cotice en la Bolsa el que sus estados financieros sean auditados, lo que significa que un tercero dé “fe pública” de que sus finanzas están correctas. Cuando se prescinde de esa condición se pierde la confianza de la comunidad global de inversionistas que para una empresa de petróleo y energía es fundamental. Así sea la Bolsa de Valores de Caracas o la rojita Bolsa Pública de Valores Bicentenaria piden como requisito que toda empresa que emita papeles o acciones en el mercado esté debidamente audita por una empresa reconocida. Pocas veces, por no decir nunca, una empresa del tamaño de una petrolera global tiene un escándalo público con sus auditores externos. El colmo es que hasta esto llegó la quebrada, chuleada y robada PDVSA. Por su tamaño se le hace muy difícil prescindir de su empresa auditora en la mitad de su ejercicio fiscal porque las más grandes empresas de auditoría globales, que son muy pocas, se cuidan mucho de este tipo de situaciones. Mas cuando huelen corrupción y cosas peores…

 MEDIO
¿SABOTAJE?:
Electricidad

El mayor general Luis Motta Domínguez se estrenó como ministro de energía eléctrica acusando como culpable de las fallas eléctricas, cortes de servicio e interrupciones no programadas a un etéreo sabotaje, unas veces de los opositores democráticos y otras hasta del “imperio mesmo”. Dramática su explicación de la foto de un hombre carbonizado al que acusó de ser un saboteador pagado cuando era un electricista miembro de la comunidad que ayudaba a sus vecinos ante un cortocircuito por falta de mantenimiento de Corpoelec. Pues bien, el tiempo y los empleados le han hecho cambiar su apreciación. El sabotaje es interno. Dicen que la gente de Jesse Chacón que no lo dejan trabajar pues descubrió que le dejaron el ministerio en la carraplana, sin dinero en las cuentas y sin haber hecho mantenimiento en todo el lapso de Chacón al frente del mismo. Le contó eso a Maduro y a Cabello y parece que no les gustó lo descubierto…

CAMPAÑA SUCIA Y FOFA:
MinUnidad

Según algunos medios el gasto del régimen y el PSUV, las mismas alcancías claro está, en montar el engañoso partido Min-Unidad con el que validaron en su tarjeta al siempre zigzagueante William Ojeda, llegaría al medio millón de dólares. Buenas tajadas y comisiones debe conllevar un gasto de ese tamaño. Lo cierto es que además de la trampa a los electores Ojeda utilizó la violencia con grupos armados hasta con ametralladoras en un barrio de Petare donde puntea el hoy diputado Miguel Pizarro. Disparos al aire y contra las paredes, no contra la gente, indican que el fin es amedrentar a los electores para que no voten el 6D. Tiro por la culta. La otra señal la dio en entrevista el candidato rojo Ernesto Villegas cuando le echaba la culpa al portal web Dollar Today por la crisis económica pues era financiado “por banqueros y la CIA” y no permitía al gobierno superar la guerra económica. Bolserías permanentes de los rojos cuando no pueden justificar la vasta y corrupta torta socialista…

Comentarios

comentarios