article-thumb
   

Pdvsa, la “tacita de oro” que genera pugna entre reinas vinculadas a Diego Salazar

El Cooperante | 12 marzo, 2018

Caracas, 12 de marzo.– Petróleos de Venezuela fue una de las empresas más importantes a nivel mundial y sobre todo para la nación. Fue la más productiva en su época. Hoy, la historia es otra. Con niveles de producción casi nulos, solo quedan buenos recuerdos.

Lea también: Claudia Suárez, de reina de belleza a reina de paraísos fiscales con fondos petroleros

Hace días, el economista y experto petrolero, José Toro Hardy, afirmó que Pdvsa sobrevive gracias a los auxilios financieros que le otorga el Banco Central de Venezuela (BCV).Indicó que la compañía petrolera es “incapaz de generar más ingresos”, porque enfrenta un “inmanejable déficit en su flujo de caja”.





Toro Hardy, considera que dichos auxilios financieros del BCV a Pdvsa son trasladados al sistema monetario a través de sus gastos para generar liquidez. No es para menos. La compañía petrolera se convirtió en la caja chica de muchos caprichos del chavismo. Pese a ello, Rafael Ramírez que fungió por años con su presidente niega cualquier acto de corrupción.

Tristemente, la estatal es noticia ahora por dimes y diretes entre exreinas de belleza vinculadas por ellas mismas a altos jerarcas del chavismo y al  desfalco a la empresa. El escándalo apenas había empezado con la Miss Mundo Claudia Suárez, quien depositó 1 millón de dólares en la Banca Privada de Andorra que presuntamente le había dado el primo de Rafael Ramírez, Diego Salazar.


Hasta el sol de hoy, la rubia que era animadora de Globovisión está desaparecida del mundo televisivo y las redes sociales, donde exponía su nivel lujoso de vida. Pero allí no quedó la polémica. El fin de semana fueron divulgadas, tal cual un programa de chismes, la supuesta relación que mantenía el petrolero boliburgués detenido en el Sebín  con reinas de bellezas, entre ellas Stefanía Fernández, Soraya Villarreal, Vanessa Goncalves, y la profesora de pasarella del Miss Venezuela, Gisselles Reyes, entre muchas más.

Fueron las exmisses Anarella Bono y Hannelly Quintero, quienes en Instagram  revelaron el supuesto vínculos de sus compañeras. Hasta ahora, ninguna ha desmentido las acusaciones y algunas solo optaron por desactivar los comentarios. Lo cierto es que hasta ahora, la Fiscalía General de la República no ha mencionado detalles en este sentido sobre el caso de Salazar.

Así nació el vínculo de Claudia Suárez y Diego Salazar

A principios de febrero se conoció la presunta vinculación de la miss Venezuela Claudia Suárez con Diego Salazar.De acuerdo con El País de España, la presentadora de televisión habría sido una de las clientas de la Banca Privada d’Andorra , y estaría vinculada con funcionarios de Pdvsa. Suárez ingresó 1 millón de dólares (816 mil 695 euros) en una cuenta a su nombre en el paraíso fiscal, provenientes de una relación comercial con High Rise y Red Bouquet, como ya lo hemos reseñado anteriormente.

Y es que Salazar, según Armando.Info, fue el patrocinante de Suárez en el Miss Venezuela en 2006. La joven, que pasó los primeros días de enero en las montañas de Vail, Colorado, dejó paralizado también continuar con su proyecto de pinturas de años, para el cual estaba buscando un community manager.

Para sus conocidos fue una sorpresa lo que develó el diario español sobre ella, pese a la rubia ostentaba de un chofer, una camioneta blindada y un lujoso apartamento en Campo Alegre -zona predilecta de Salazar- nadie al parecer se preguntaba de dónde provenían dichos fondos. Incluso, compró un vehículo para su padre.

Luego del Miss Venezuela, Salazar la contrató junto a otras modelos, para que trabajaran en sus empresas como secretarias o hacer lobby con empresarios extranjeros, revelaron a Armando.Info. Fuentes relacionadas al concurso revelaron que el vínculo entre Suárez y Salazar se dio a través de la profesora de pasarelas, Gisselle Reyes. Dicho medio trató de contactarla por correo electrónico, pero su manager contestó diciendo que las preguntas estaban “fuera de lugar”.

¿Quién es Diego Salazar?

Involucrado en un escándalo mundial por presunta corrupción. Ese es el peso que ahora sobrelleva Diego Salazar, hijo del exguerrillero, exconstituyentista y miembro fundador del Movimiento Quinta República (MVR), Diego Antonio Salazar Luongo.El multimillonario empresario, sin carrera universitaria y vendedor de seguros, es primo por parte materna de Rafael Ramírez, exministro petrolero en los tiempos del fallecido Hugo Chávez y ahora embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La periodista Olga Wornat de La Nación de Argentina lo describió de la siguiente manera: “Salazar Carreño pasó de vendedor de pólizas de seguro a convertirse en uno de los hombres más ricos de Venezuela, y todo gracias a su poderoso pariente, quien le otorgó el multimillonario contrato de la póliza de seguros y reaseguros de Petróleos de Venezuela. Al ‘Rojo de Oro’ le encanta la fiesta, el derroche y los lujos”.

Asimismo, destacó que tiene mansiones en Estados Unidos y Europa. “En Caracas adquirió un lujoso piso en la urbanización Campo Alegre, pero como le resultaba poco, compró el edificio. Aficionado al canto, creó una orquesta de cien músicos de salsa -con salarios en dólares- con los que ensaya tres veces por semana en el hotel Marriott, cuya planta baja se cierra para él y su banda”, aseveró Wornat.

Supuestamente, Salazar junto a su primo pedían sobornos a empresas para presentarse a licitaciones de proyectos de energías, según datos recogidos de Poderopedia. Salazar, que creció en Parque Central, fue salpicado por presunto lavado de dinero en la Banca Privada de Andorra (BPA) proveniente de la corrupción en Venezuela. El sujeto habría logrado desbloquear casi 200 millones de dólares en diciembre de 2012 de sus cuentas en Andorra.

 

Comentarios

comentarios