article-thumb
   

Periodistas de Venevisión le escriben a Cisneros: “El canal es cómplice de la dictadura”

Christhian Colina

El Cooperante.- Este miércoles circuló una presunta carta que periodistas del canal privado Venevisión le escribieron al dueño de la planta televisiva, Gustavo Cisneros, en la que con ironía agradecen haber destacado su labor comunicacional en República Dominicana. “Apreciamos sus palabras de aliento en momentos donde nos sentimos prácticamente solos“, dicen en la misiva.

En el texto, difundido a través de la cuenta en Twitter de @VVsincensura señalan que internet se ha convertido en el único medio en el que puede informar los casos de muertes, torturas y detenciones. Al tiempo que le recordaron que en el país los canales de televisión se han autocensurado “y los dueños de medios se han arrodillado”.

“Le confesamos señor Cisneros, antes pensábamos que era una estrategia de supervivencia, pero hemos visto pasar tantas injusticias en medio de tanto silencio que no nos queda duda: nuestro canal es cómplice de la dictadura”, señalan. 

A continuación la carta íntegra: 

Gracias Sr. Gustavo Cisneros, gracias porque siempre será un gran honor para los venezolanos que desde el extranjero fijen sus ojos sobre nuestro país en tiempos tan difíciles. Sabemos que en República Dominicana hay gente que recuerda que este pueblo les brindó apoyo solidario cuando también sufrieron el azote que significa una dictadura militar. Apreciamos sus palabras de aliento en momentos donde nos sentimos prácticamente solos. Sepa que en esta lucha de la verdad contra la mentira algunos han hipotecado la verdad para salvar sus intereses.

Sr. Cisneros usted no se imagina lo que se vive actualmente en Venezuela, nuestro único canal para comunicar las muertes, las torturas y las detenciones es internet. Gracias por abogar para que el Gobierno permita la libre de circulación de información en la red, es lo único que nos queda. Para usted quizás sea difícil entenderlo, porque en Dominicana hay medios libres y quizás dueños de medios íntegros, pero aquí todos los canales de televisión se han autocensurado y los dueños de medios se han arrodillado. En honor a la verdad, eso debió también incluirlo en su artículo.

Nosotros mismos le escribimos desde la clandestinidad, nuestro canal no nos da espacio para expresarnos, incluso han perseguido y despedido periodistas en una cacería de brujas interna contra quienes manejamos esta cuenta. Le confesamos Sr. Cisneros, antes pensábamos que era una estrategia de supervivencia, pero hemos visto pasar tantas injusticias en medio de tanto silencio que no nos queda duda: nuestro canal es cómplice de la dictadura.

Sabemos que para usted cada dólar vale mucho y que se haya preocupado por pagar un espacio en El País de España para hablar de nuestra nación solo demuestra su temple y sentido democrático. Un demócrata ejemplar, diría su amigo Jimmy Carter, de quien, con todo respeto, no tenemos muy buena opinión. Él junto a personajes muy nefastos pactaron nuestro silencio y colocaron a nuestro canal de espaldas al país.

Son diez años de silencio en Venevisión, donde hemos pasado de ser indiferentes a cómplices. Cómplices de la hegemonía de la mentira, del cierre de RCTV, de la violación de los DDHH, vulnerando directamente el derecho a la información oportuna, de la tortura y la represión. Ojalá sus sinceras palabras sean transmitidas por los medios nacionales, sobre todo por Venevisión, ojalá no lo censuren, no le manden su artículo a la edición estelar después de la medianoche, sin argumentar nada, como le echan tijera a nuestras notas periodísticas.

No encontramos otra forma Sr Cisneros de responderle ante tanta hipocresía. Usted no romperá el silencio mientras mantenga a Venevisión muda frente a un país que se derrumba. No sabemos si duerme bien, pero acuérdese todas las noches que usted es cómplice de la dictadura y dos mil caracteres no lo salvarán del juicio que la historia y el pueblo venezolano le harán.

Pese a sus intenciones Sr Cisneros: “NOS NOS CALLLARÁN” VVperiodistas.

Ah!.. Y prohibido olvidar a este caballero ahora dominicano.

¡Ese es el precio de la infamia, traidor!.

Comentarios

comentarios