article-thumb
   

Perú comenzó a exigir pasaporte a los venezolanos ante masiva inmigración

El Cooperante | 25 agosto, 2018

Caracas.-  Tal como lo anunciaron días pasados, desde la medianoche de este sábado las autoridades migratorias de Perú comenzaron a exigir el pasaporte a todos los inmigrantes venezolanos que llegan a su frontera, principalmente desde Ecuador.

Lea también – “Reconocemos el desafío”: La ONU pide una mejor acogida a venezolanos que emigran

El requisito es una medida que tomó el Gobierno peruano ante la masiva inmigración que llega diariamente desde Venezuela, con un promedio de tres mil llegadas diarias por el puesto fronterizo de Tumbes, en la frontera con Ecuador. Según reseñan medios locales, faltando pocos minutos para la medianoche, llegaron alrededor de una decena de autobuses con centenares de venezolanos a los que el gobierno de Ecuador había facilitado un corredor desde su frontera con Colombia.

Los inmigrantes recibieron un boleto por orden de llegada que tranquilizó a quienes no disponían de pasaporte, debido a que les garantizaba su ingreso a Perú incluso pasada la medianoche mientras se mantuviesen en la larga cola de atención, constante durante toda la jornada.

Sin embargo, hubo personas que se quedaron sin boleto y solo podrán ingresar a Perú en casos de carácter humanitario como niños que estén acompañados de sus padres, mujeres embarazadas o ancianos. Algunos que no cumplían con estas condiciones estaban viendo la forma de ser aceptados en la cola tras haber viajado durante al menos cinco días desde Venezuela con las maletas a cuestas.


En días pasados, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnuer) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) solicitaron a los países vecinos y de la región que acojan a los venezolanos que se han visto obligados a abandonar su país por la agobiante crisis económica, política y social que los golpea.

Lea también –   Saime: Misiones diplomáticas inician entrega de pasaporte a venezolanos en el exterior

Así lo afirmaron en una declaración a la prenda desde Ginebra, donde el alto comisionado para los refugiados, Filippo Grandi, y el director de la OIM, William Swing, dijeron que les preocupan las nuevas medidas migratorias aprobadas en Perú y Ecuador, y que están dirigidas específicamente a los venezolanos, según reseñó EFE.

Ambos organismos dijeron que se calcula que 2,3 millones de venezolanos están viviendo fuera de su país y que más de 1,6 millones han salido desde 2015, y el 90 % se encuentra en países de Sudamérica.

 

Comentarios

comentarios